Sucesos

Un incendio destroza dos coches y causa daños en un edificio

11.12.2018 | 04:00

Ardía un coche y el fuego se extendió a otro. Y alcanzó a la fachada de un edificio. Ocurrió en la calle de Francisco de Vitoria el sábado por la mañana, bien temprano.

En esa vía de Can Boada, junto al paseo del Vint-i-dos de Juliol, se detectó al incendio a las 6.50 de la mañana. El sistema 112 difundió la comunicación de alerta a los servicios de emergencias. Una dotación de Bombers de la Generalitat se dirigió a la calle de Francisco de Vitoria. El fuego devoraba un automóvil junto al número 4.

Agentes de la Policía Municipal se presentaron en la zona y cortaron la circulación en la calle para facilitar el trabajo de los bomberos, que atacaron las llamas y trabajaron durante 45 minutos en la extinción del incendio.

Cuando llegaron los policías municipales, los efectivos de bomberos trataban de atajar el segundo fuego, el que acababa de prender en otro vehículo desde el primero, que terminó calcinado.

Las llamas causaron destrozos en un Ford Fiesta y en un Hyundai, pero su acción no quedó delimitada a los vehículos. Según fuentes de los servicios de emergencias, provocaron daños en un local, en su toldo y su rótulo publicitario. Y en el balcón de un primer piso.

La colilla
Una unidad de bomberos intervino el viernes al mediodía en un incendio declarado en una vivienda, en la carretera de Martorell. En ese caso, al parecer, fue un descuido el que ocasionó el fuego en un inmueble de la carretera de Martorell, junto a la rotonda del Doré. Según las primeras informaciones policiales, alguien había arrojado la colilla aún encendida de un cigarrillo a una papelera. El recipiente ardió.

El fuego apenas se extendió por la estancia donde estaba la papelera, pero sí se esparció el humo denso. Tanto, que las tres dotaciones de bomberos que acudieron al edificio se dedicaron sobre todo a ventilarlo. Se emplearon en esa tarea durante media hora.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook