Terrassa se vuelca con Oncolliga

21.11.2018 | 04:00
El presidente Quim Torra, recibido por Joaquim Gil, Alfredo Vega y Enric Reyna.

Más de 500 personas participaron el viernes en el XXVI Sopar Solidari d'Oncolliga, un acto que se ha convertido en una cita ineludible para gran parte de la sociedad terrassense. Entidades, instituciones, colaboradores, voluntarios de la fundación y numerosos ciudadanos a título personal se dieron cita en la noche de solidaridad organizada por la entidad, que se dedica a la atención psicosocial a enfermos de cáncer y a sus familiares.

La cena, que se celebró por segundo año consecutivo en el Centre Cultural, contó con varios parlamentos. El alcalde Terrassa, Alfredo Vega, reconoció la labor de Conxa Puig, Emili Biosca, Joaquim Estebanell "y tantas otras personas vinculadas a Oncolliga que han ayudado a que Terassa sea una ciudad de referencia en el combate contra el cáncer".

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, que también estuvo presente en el acto, recordó que "uno de cada tres catalanes será diagnosticado de cáncer en algún momento de su vida". "Es difícil encontrar una familia catalana que no tenga a un enfermo de cáncer en su entorno inmediato. Eso quiere decir que la lucha contra el cáncer nos involucra a todos", insistió Torra, que aseguró que "pocas sociedades son tan solidarias como la catalana".

"Hemos progresado mucho en el tratamiento contra el cáncer y las cosas van en muy buena dirección pero hay que seguir trabajando en la búsqueda de nuevas estrategias terapéuticas y preventivas que ayuden a avanzar en la lucha contra la enfermedad hasta lograr que el primer día sin cáncer no sea un sueño sino una realidad", pidió el presidente de la Generalitat.

Desde el ámbito médico, la jefa del servicio de oncología del Consorci Sanitari de Terrassa (CST), Àngels Arcusa, destacó que el Premio Nobel de Medicina 2018 ha sido para dos pioneros de la inmonuterapia, "que en los últimos años ha supuesto un avance extraordinario en el tratamiento del cáncer". "Creo que es el primer paso para lo que será, si no la curación, la cronificación de la enfermedad", afirmó Arcusa.

Desde la fundación, Joaquim Gil, presidente de la junta de Oncolliga del Vallès Occidental, se mostró convencido de que "más tarde que temprano la enfermedad se cronificará" y "llegará un día en el que podremos vivir con el cáncer y no morir del cáncer".

Por su parte, el presidente del patronato de la Fundació Oncolliga, Enric Reyna, aseguró que la entidad quiere crecer "para llegar a más enfermos y familias". En este sentido, pidió un favor a los asistentes: "ayudarnos para que podamos ayudar".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook