Roban con violencia pizzas y las lanzan a coches en marcha

16.11.2018 | 04:00

Fue detenido por robar unas pizzas a un repartidor el martes por la noche. No por hurtarlas, por birlarlas al descuido, sino por usar la violencia para eso, para llevarse unas pizzas que luego el atracador y sus colegas tiraron a coches en circulación. Los sujetos huyeron, pero fueron identificados en el mismo barrio donde ocurrió el asalto al pizzero, en Can Palet. Y el presunto autor directo de la agresión terminó en los calabozos.

Un ciudadano llamó a la Policía Municipal a las nueve de la noche: contó que un grupo de individuos, una decena, había atacado a un pizzero en la calle del Maresme, cerca de la de Ripoll. Los agentes que se presentaron en ese punto encontraron al agredido.

Como había apuntado la persona que realizó la llamada, el repartidor explicó que unos tipos lo habían rodeado cuando estaba en su ciclomotor en aquel punto de Can Palet. Uno de los asaltantes fue más allá y tiró al suelo al repartidor, para luego abrir el baúl del vehículo y llevarse las pizzas que portaba.

El grupo escapó hacia el Parc de Vallparadís, como si se dirigiese a Can Jofresa. Mientras unos policías iban al parque, otro testigo puso sobre aviso a la Policía Municipal.

Unos tipos estaban arrojando pizzas a vehículos que circulaban por la avenida de Santa Eulàlia, poniendo en riesgo el tráfico. Unos agentes localizaron a los gamberros, que emprendieron la huida al ver a los guardias. Algunos huyeron, pero cuatro fueron alcanzados e identificados.

Entre ellos estaba el presunto atracador. Lo reconoció el agredido, el pizzero al que había tirado al suelo para robarle los productos. El sospechoso acabó detenido como supuesto autor de un delito de robo con violencia e intimidación. Antes de su traslado a la Jefatura para la instrucción de las diligencias penales, un coche patrulla lo llevó a MútuaTerrassa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook