El desfibrilador, bàsico

08.11.2018 | 04:00

En caso de que haya un desfibrilador disponible lo ideal es utilizarlo en primer lugar. Su uso es muy sencillo, según el director de la empresa B+Safe, pues el equipo nos va dando todos los pasos a seguir. "En el mercado existen unos aparatos más fáciles e intuitivos que otros. Los más innovadores poseen teleasistencia directa de un especialista de emergencias", indica el empresario Nuño Azcona. E insiste que esta tecnología es muy fácil de utilizar, "pues muestra dónde debemos colocar los parches y, si se necesita una descarga, nos indica en qué momento pulsar el botón", aclara.

El desfibrilador realiza un electrocardiograma que comparará con los electrocardiogramas grabados en su memoria. En caso de que el equipo confirme la parada cardíaca, el desfibrilador nos indicará que es necesaria la descarga y que tenemos que pulsar el botón iluminado en ese momento. No debemos tocar a la víctima para que la descarga sea efectiva", manifiesta.

Si la primera descarga no ha sido suficiente, el equipo nos indica que sigamos realizando el masaje cardíaco y volverá a hacer otro electro para ver si se necesita otra descarga. Seguirá evaluando a la víctima hasta que vuelva a respirar. Si la logramos reanimar deberemos colocarla en la posición lateral de seguridad y esperar la llegada de los servicios de emergencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook