Sucesos

Rajaban camiones para robar

06.11.2018 | 04:00

Salían de la provincia de Barcelona en un turismo y un camión. Su objetivo eran otros camiones, estacionados en áreas de servicio o de descanso, o en gasolineras o polígonos industriales. Rajaban las lonas de esos camiones para comprobar qué portaban y robaban la carga cuando les interesaba: sustraían ropa de marca, televisores, perfumes. Metían los efectos en sus vehículos y se largaban. La Guardia Civil ha desmantelado un grupo de ladrones que usaban el método "lonero" en una operación que se ha saldado con once detenciones, dos de ellas en Terrassa. Cuatro arrestados, uno de ellos terrassense, han ingresado en prisión.

La Guardia Civil considera esclarecidos 37 robos en camiones de gran tonelaje estacionados en áreas de Huesca, Zaragoza y Lleida. Las investigaciones empezaron en febrero pasado, cuando el instituto armado detectó una sucesión de robos en vehículos pesados con un modus operandi similar. Según la Benemérita, los ladrones salían de Barcelona por la A-2 y la AP-2 en un turismo y un camión-furgón. Localizaban sus objetivos en áreas de servicio, gasolineras, polígonos y áreas de descanso.

Veían un camión susceptible de ser asaltado. Unos vigilaban y otros inspeccionaban las cajas de los vehículos después de rajar los toldos o abrir los remolques. Actuaban con celeridad. Entraban, descargaban el botín y lo metían en el furgón o incluso en el turismo.

Almacén en Rubí
Los investigadores supieron que todos los integrantes de la banda vivían en la provincia de Barcelona y almacenaban la mercancía robada en una nave industrial de Rubí. Allí la guardaban casi siempre. En otras ocasiones llevaban a sus domicilios el botín y las herramientas usadas para las sustracciones. Los automóviles eran de su propiedad. Los furgones los robaban y les cambiaban las matrículas en un taller.

Días atrás las indagaciones culminaron con una redada en varias poblaciones barcelonesas. En Terrassa se registraron dos inmuebles. En total, las inspecciones concluyeron con la aprehensión de veinticinco teléfonos móviles, televisores de alta gama, electrodomésticos pequeños, perfumes, gafas de sol, ropa, calzado, complementos y artículos cosméticos y de higiene personal. Los guardias civiles se incautaron también de herramientas, un matriz troquelador, una prensa manual del fabricante de matrículas europeas, cuatro vehículos y más de 9.000 euros en metálico. Hubo once detenidos (dos en Terrassa) y un denunciado.

Los arrestados, con edades comprendidas entre los 20 y los 42 años, son de Terrassa, Barcelona y Santa Coloma de Gramenet. Cuatro de los apresados, entre ellos un terrassense, han ingresado en prisión. Las diligencias incluyen delitos de organización criminal, robo con fuerza y falsedad documental.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook