Sucesos

Unos ladrones perseguidos por los Mossos huyen a pie tras caer su coche a la riera

17.10.2018 | 04:00
Unos bomberos junto al vehículo, un Seat Toledo, después de ponerlo sobre sus cuatro ruedas.

A la 1.50 de la madrugada de ayer se supo de un robo con fuerza en una tienda de telefonía de Sabadell. Los ladrones huyeron en un coche y unidades de los Mossos d'Esquadra persiguieron el vehículo. En Terrassa acabó la huida con un accidente. El turismo de los delincuentes cayó a la riera del Palau, en La Cogullada, y volcó. Los fugitivos huyeron a pie.

A las 2.09 fueron avisados los bomberos. Habían transcurrido casi veinte minutos desde la alerta policial por el asalto a un establecimiento de venta de teléfonos móviles en Sabadell. Agentes de los Mossos d'Esquadra de la comisaría de esa ciudad acudieron a la tienda. Los asaltantes se dieron a la fuga. Eran cuatro tipos, según las primeras informaciones.

Escaparon en un coche, el mismo que terminó en el lecho de la riera del Palau minutos después.

El automóvil se dirigió a Terrassa con una unidad de los mossos detrás. Otra se sumó a la persecución. Las comunicaciones sobre el seguimiento veloz se sucedían en la emisora policial.

Llegó el coche al término de Terrassa con los efectivos de la policía autonómica detrás mientras más dotaciones se unían al despliegue de sirenas. Los ladrones porfiaban en su huida desesperada.

Los maleantes no dieron su brazo a torcer a pesar de verse cercados por el dispositivo de agentes. En el barrio de La Cogullada quedó finiquitada la huida. La huida sobre ruedas, porque los sospechosos lograron escabullirse, se desconoce en qué estado físico a tenor del accidente que padecieron.

Avenida de Joaquim de Sagrera, detrás del Palacio de Justicia. Ese fue el punto de referencia indicado en los servicios de emergencias cuando se supo que el coche perseguido había caído a la riera del Palau y había volcado. Bajó uno de los agentes perseguidores al lecho del torrente y comprobó que dentro del turismo no había nadie.

Los fugitivos se habían esfumado. Se dieron a la fuga a pie. No ha trascendido si en el vehículo, al menos, quedaban pruebas del robo. Los bomberos pusieron de nuevo el coche sobre sus cuatro ruedas. Los Mossos d'Esquadra mantienen abierta la investigación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook