Sucesos

Un guardia barcelonés ayuda a parar un coche huido tras un accidente

16.10.2018 | 04:00

Lo vio circular en dirección contraria y lo vio colisionar contra coches estacionados. El testigo es guardia urbano de Barcelona y estaba libre de servicio el jueves pasado, cuando observó la retahíla de infracciones. Llamó a la Policía Municipal y se coordinó con ese cuerpo, que detuvo al conductor porque rechazó soplar después de multiplicar por cuatro la tasa máxima de alcoholemia en un test previo.

Poco antes de las cuatro de la tarde, el agente barcelonés, de paisano, circulaba por la avenida del Vallès. En el polígono de Santa Margarida vio una furgoneta en circulación temeraria. Iba en contra dirección y había golpeado coches aparcados. Y prosiguió su marcha.

Ayuda
El testigo contactó con la Policía Municipal de Terrassa. Informó de lo que había visto y ayudó a los agentes, advirtiendo de los pasos del infractor. Guardias municipales lograron parar el coche. Conminaron al sospechoso a hacer la prueba de alcoholemia. La primera, de orientación, arrojó un nivel de 1,02 miligramos. Llegado el momento de los tests de precisión, el identificado se negó a efectuarlos. Fue detenido: por esa negativa y por la presunta comisión de un delito contra la seguridad del tráfico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook