Los aragoneses celebran el Día del Pilar

13.10.2018 | 00:00
Los aragoneses celebran el Día del Pilar
Una pareja baila una jota en el interior del Sant Esperit, donde se celebró la misa "baturra".

La comunidad aragonesa de Terrassa se sumó ayer a los actos centrales de su festividad, el Día del Pilar, que tuvieron lugar en la Plaça Vella. El momento culminante de la celebración fue hacia la una de la tarde cuando las autoridades subieron al escenario de la plaza y realizaron la ofrenda de claveles rojos a la Pilarica, que ya lucía en su manto claveles blancos donados por los egarenses.

El acto más emotivo para los que nacieron en Aragón y emigraron a Terrassa fue ese momento que reunió a la presidenta del Centro Aragonés, Victoria Crespo, con el vestido típico, al obispo Josep Àngel Saiz Meneses y al alcalde Alfredo Vega. El anuncio de que se iba a hacer la ofrenda fue en forma de salvas de honor, ruidosas y espectaculares, a cargo de Trabucaires.

Tras embellecer a la Pilarica, se abrió el espectáculo de jotas de baile y cante, y después hubo un almuerzo para estrechar lazos en los mismos locales del Centro Aragonés. La actuación en la Plaça Vella fue una pequeña degustación porque esta tarde se celebra, como también es tradición, el gran festival de folklore aragonés, a partir de las seis de la tarde, en el Teatre Principal de Terrassa. Y mañana domingo habrá teatro y show musical en la entidad.

El programa festivo arrancó a primera hora, a las diez, con la ofrenda de flores a la virgen en la Plaça Vella y la celebración de la misa "baturra" en la Catedral del Sant Esperit. Antes del acto litúrgico, hubo también bailes de sardanas y flamenco; manifestaciones con identidad propia de Catalunya y Andalucía, que se han incorporado con el objetivo de compartir la fiesta del Pilar con otras comunidades y culturas. Y, en este sentido, hay que recordar que la primera ola de inmigración importante en Terrassa fue de Andalucía.

La comunidad aragonesa de origen está representada en Terrassa por 2.181 habitantes, un número similar a la de Extremadura y que significa un 1, 01 por ciento del total de la población. Los aragoneses, como la mayoría de las otras comunidades, han creado sus propias entidades. Cuentan con un histórico Centro Aragonés que tiene su sede en la Plaça Catalunya.

Opción de éxito
De hecho, durante tiempo, la entidad había optado por celebrar su festividad más en la intimidad y proximidad pero después decidió buscar un emplazamiento más céntrico, como la Plaça Vella, para proyectarse y compartir. Y cabe decir que la alternativa se ha consolidado con éxito. "En la misa no cabía un alfiler", comentaban ayer unas egarenses nacidas en Aragón. El programa de actividades en honor a la Pilarica se ha desarrollado a lo largo de cuatro días. Empezó el sábado, 6 de octubre, con el pregón y una cena con baile, y prosiguió ayer, el día central, y se cerrará mañana domingo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook