Tribunales

Acusado de difundir vídeos de niñas atadas y obligadas a hacerlo con perros

10.10.2018 | 04:00
La investigación que desembocó en un registro en Terrassa la llevó a cabo la Guardia Civil.

Aquellos guardias civiles ya habían detectado que aquel usuario de internet había enviado a otro un vídeo con imágenes de una "venezolanita de 10 añitos": se veían tocamientos y penetraciones. Y habían detectado la transmisión de ese usuario a otro de archivos, una decena, con niñas en similares trances de abusos. Pero luego, ya incautado el ordenador, ya intervenidos un disco duro y varias tarjetas SD en el registro, los análisis informáticos arrojaron vídeos de mayor crudeza, si cabe: niñas atadas con cuerdas, niñas obligadas a practicar sexo con animales. Eso afirma el Ministerio Fiscal.

El juzgado de instrucción número 3 de Terrassa tramitó las diligencias en las que aquel usuario en el punto de mira de la Guardia Civil acabó imputado por un delito de difusión de pornografía infantil. La Audiencia Provincial de Barcelona ha señalado el juicio para hoy. El fiscal reclama, en sus conclusiones provisionales, nueve años de prisión y que el acusado sea inhabilitado "para cualquier profesión u oficio, sea o no retribuido, que conlleve contacto regular y directo con menores de edad" por un tiempo de trece años superior al de la pena de cárcel que se le imponga.

En aquella operación contra la pornografía infantil había muchos vigilados. Entre ellos, el procesado. Los investigadores del instituto armado dirigieron sus miradas a Terrassa cuando detectaron el envío de material pedófilo que supuestamente había realizado el encausado el 13 de octubre del 2015, a eso de las diez de la noche.

Un archivo de vídeo, el de la "venezolanita de 10 añitos", contenía imágenes de una menor de edad no identificada. Estaba desnuda y practicaba sexo con adultos. Otros diez archivos, con nombres variopintos, remitidos al mismo destinatario, mostraban a niñas en similares actos sexuales.

Los agentes utilizaron los mecanismos habituales de rastreo telemático y dieron con el presunto autor de la difusión. Era un joven egarense, de unos 25 años. Pidieron la autorización judicial para entrar en su vivienda. Una vez obtenido el mandato, registraron el domicilio del investigado. Lo hicieron un día de junio del 2017. Y confiscaron su equipo informático, un disco duro y tarjetas SD.

Archivos
Los guardias localizaron en el ordenador "hasta 537 archivos de fotografía y vídeo" que, según asegura el fiscal, el procesado había compartido con otros usuarios utilizando un programa P2P. En las imágenes se observaba a niñas en cueros "realizando actos de contenido sexual con adultos, como tocamientos, penetraciones vaginales y anales o felaciones", añade el representante del Ministerio Público.

"Preciosa niña 10 años esclavizada". Ése era el nombre que designaba otro de los archivos incautados. En efecto, allí aparecían menores "atadas con cuerdas" mientras las penetraban adultos, sostiene el fiscal. Y agrega la referencia a otros vídeos tremebundos con niñas "obligadas a realizar prácticas zoofílicas". Sexo con perros.

Justo el día anterior a la entrada de los agentes de la Guardia Civil en su domicilio, el acusado, presuntamente, compartió con otro usuario cuatro imágenes de una menor desnuda realizando actos sexuales con un adulto.

Varios guardias civiles han sido citados a declarar en el juicio oral. Otros deberán ratificar, o ampliar, el informe pericial que detalla lo encontrado en el examen del material informático, un informe de unos cuarenta folios.

El fiscal solicita una pena de nueve años de prisión por un delito de difusión de pornografía infantil

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook