Más de 1.500 terrassenses se han subido al bus sin chófer

19.09.2018 | 04:00
El bus autónomo Èrica, ayer en el Parc de Vallparadís.

Más de 1.500 terrassenses se han subido en el miniautobús sin chófer Èrica en su estancia en Terrassa -entre el viernes y ayer-. En concreto, ha estado funcionando en el Parc de Vallparadís, en el tramo situado entre los puentes de la avenida de Jacquar y Cementiri Vell. Durante los cinco días que ha estado en la ciudad se ha convertido en una gran atracción que ha cautivado a personas de todas las edades.

Gira
Terrassa se ha sumado así a la gira catalana del Èrica, un minibus autónomo cien por cien eléctrico de 12 plazas, climatizado y accesible para personas con movilidad reducida.

La iniciativa la impulsan la Associació de Municipis per la Mobilitat i el Transport Urbà (AMTU) y el departamento de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat,que apuestan por esta nueva forma de transporte y ahora lo quieren exhibir en un total de ocho poblaciones catalanas (en la comarca también ha estado en los municipios de Sabadell y Sant Cugat).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook