El pleno extraordinario de residuos será el próximo día 18

08.09.2018 | 04:00
Los concejales tendrán una ronda de 15 minutos y una segunda de 5 en el pleno de residuos.

El martes 18 de septiembre se celebrará el pleno extraordinario sobre la gestión municipal de los residuos y la limpieza viaria. Gobierno y oposición han pactado la fecha del debate monográfico, que se celebrará a iniciativa de los grupos municipales de Terrassa en Comú y ERC-MES, a los que se ha sumado esta semana Ciutadans. La oposición proponía inicialmente el 20 de septiembre, justo una semana antes del pleno ordinario, que se celebrará el 27 de septiembre. Finalmente, los grupos han pactado señalarlo para dentro de diez días y dotarlo de un formato también extraordinario que permita a los partidos políticos argumentar con comodidad.

El pleno será denso en contenido y se verá a doble ronda. En la primera los partidos intervendrán de menor a mayor y dispondrán de 15 minutos para exponer sus argumentos. En la segunda vuelta se repite el formato de menor a mayor y tendrán cinco minutos. Cerrarán las formaciones que impulsan la moción, seguido de la votación.

Ayer, el acuerdo registrado en la convocatoria del secretario mantiene el formato y el contenido de reprobación al gobierno formulado por TeC y ERC-MES. Ambas formaciones negocian estos días con el resto de formaciones de la oposición un redactado de consenso que permita sumar una mayoría más amplia. Las conversaciones ya se han iniciado con Ciutadans, la CUP y el PDeCAT y a partir del día 10 se abrirán al PP, coincidiendo con la reincorporación de su portavoz a la actividad municipal.

"El objetivo es consensuar medidas de aplicación inmediata y que reviertan los problemas actuales", comentaba ayer Xavier Matilla, portavoz de TeC, para quien "el

principal valor del pleno es el debate, de ahí la importancia de que se disponga de tiempo suficiente para el argumentario político". El documento de reprobación propone un contrato programa con la empresa municipal Eco Equip que regule sus funciones y fije un plan

de objetivos, un compromiso del gobierno para la aprobación del plan de residuos y medidas que mejoren la gestión de los residuos y la limpieza en la ciudad.

Ayer, el alcalde Alfredo Vega insistió en que su gobierno "dará la cara" y pide "corresponsabilidad a la oposición". El primer edil recuerda que su ejecutivo ha aumentado de 15 a 22 millones el presupuesto de Eco-Equip, que ha invertido en maquinaria y se ha ampliado la plantilla. "No estamos conformes, no vamos a sacar pecho, pero está claro que el objetivo final de este pleno es reprobar al gobierno. Va más a desgastar que a construir".

El alcalde Alfredo Vega afirma que el objetivo final de la oposición en el pleno de residuos es reprobar al gobierno. "Va a desgastar. No a construir"

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook