La lluvia impide el último día del Festival de Circo

07.09.2018 | 04:00
La lluvia impide el último día del Festival de Circo

La metereología hizo caer ayer sin red la última jornada del Festival de Circ de Terrassa. Los talleres "Tastets de circ" sí se desarrollaron, aunque arrancaron un poco más tarde de lo previsto, y recogieron un poco antes. Pero poco antes de las siete la lluvia comenzó a caer con fuerza, y la organización no tuvo más remedio que suspender el espectáculo "Fractal", de la compañía Terna, previsto a esa hora.

"Si a las ocho para de llover, la gala podrá realizarse. Lo hemos tapado y protegido todo, y en una hora el lugar se habría secado", comentó entonces a este diario Enric Petit, de la Associació Tub d'Assaig, organizadora del festival. Pero siguió lloviendo, y las ocho y cuarto se decidió la suspensión de la gala. Aunque hubiera parado de llover entonces, ya no había garantía de seguridad para el equipo.

Volver a programar los dos espectáculos mañana u otro día resulta imposible, por el alquiler del equipo técnico y la agenda de los artistas. No obstante, Petit señala que podían aprovechar el cartel de la gala para el espectáculo que Tub d'Assaig programará en el ciclo navideño, el 22 de diciembre.

Éxito de la Exalté y Mumusic
El miércoles fueron especialmente relevantes las cifras de asistencia de los dos espectáculos que conformaron la programación artística estelar, con una primera puesta en escena de la compañía francesa Cirque Exalté ante 950 personas. La intro del espectáculo la protagonizaron "Las polis", ataviadas de forma muy realista y con motocicleta incluida, quienes después de arrancar unas risas al público dieron paso a los tres protagonistas de "Furieuse Tendresse".

Las canciones del disco "Horses", de Patti Smith, con paradas en "Gloria" y Nirvana y algún inciso al son de la música clásica, conformaron la banda sonora de este espectáculo casi al cien por cien trepidante, y que incluyó episodios de acrobacias, malabares y un espectacular número de trapecio final.

Al anochecer, el foco de atención se trasladó desde el escenario Xemeneia a Infant Martí, donde se instaló un original escenario circular en el que se desarrolló el espectáculo de Mumusic Circus. Unas ochocientas personas rodearon el escenario en el que se desarrolló una puesta en escena creada en un espacio poco convencional, en el que una artista cuelga de una especie de brazo que da vueltas y en el que realiza hermosas figuras en el aire, como en un baile, a veces como si estuviera andando. Dos artistas la secundan con sus ejercicios, verticales, y canciones en directo... Tanto una como otra propuesta agradaron visiblemente a la audiencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook