Mejoras en el Passeig Lluís Muncunill de Can Roca

25.08.2018 | 04:00
El alcalde accidental, Adrián Sánchez, en la visita de obras ayer en el Passeig Lluís Muncunill.

El Ayuntamiento sigue dando viabilidad a su proyecto de mejora de accesibilidad en la ciudad, con el objetivo de conseguir espacios más transitables, cómodos y amables. En este marco, la administración ha dado por finalizadas las obras que ha llevado a cabo en el Passeig Lluís Muncunill, concretamente en el cruce de esta vía con la calle de Sometent Castellà.

El concejal Adrià Sánchez explicó ayer, sobre el terreno, que el proyecto ha comprendido la ampliación de las aceras del cruce al tiempo que nivelar el pavimento que presentaba diferentes grados. Asimismo se ha habilitado un paso elevado en la confluencia de la calle de Sometent Castellà para unir el paseo con la plaza de Can Roca.

El edil, que durante esta semana ha estado de alcalde accidental, valoró que "la intervención municipal ha dignificado la zona" y recordó que "la accesibilidad es para todo el mundo; desde las personas mayores hasta los que necesitan de una silla de ruedas pasando por los niños y los padres que llevan cochecitos de bebé". Las obras de mejora de esta zona del Passeig Lluís Muncunill, empezaron a finales de junio a cargo de la empresa Infraestructuras Serveis Obres Vallès y han tenido un coste de 60.874 euros. El proyecto, elaborado por los servicios municipales, ha contemplado la ampliación de las dos aceras en los dos lados de la calzada. Se ha puesto un pavimento de piezas de hormigón, igual al que hay para el tráfico rodado, y se han desplazado los sumideros al inicio del paso de peatones. Además, se ha habilitado pasos de peatones en las calzadas para eliminar las barreras arquitectónicas que impedían acceder y cruzar desde el Passeig Lluís Muncunill hasta la plaza de Can Roca, contribuyendo a reducir la velocidad de los vehículos y permitiendo la conexión de los dos extremos del paseo. También se han construido reductores de velocidad y se ha colocado una nueva señalización vertical y horizontal.

La actuación llevada a cabo se añade a otras que se han realizado en esta arteria de la ciudad que cuenta con ya con veinte años de vida. Los primeros trabajos se iniciaron en 2013 y desde entonces se han hecho diversas intervenciones. En 2014 se llevaron a cabo obras de mejora de la urbanización, mantenimiento y accesibilidad en los espacios de peatones del lado norte, como la eliminación de algunos parterres y la renovación de pavimentos laterales. La actuación de 2016 comprendió las mismas obras pero en el lado sur del paseo y además se plantaron 22 árboles nuevos. La más reciente, en 2017, tuvo por objeto mejorar los cruces del paseo con las calles de Dibuixant Avellaneda y de la Ancianitat.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook