Un familiar se hace pasar por un conductor ebrio pero la policía lo pilla

13.08.2018 | 17:55

Intentó convencer a los policías de que era él, y no su familiar, que estaba ebrio, quien manejaba aquel coche que había volcado en la calle de Pardo Bazán. Pero aquello no caló, el individuo terminó confesando el ardid y la policía abrió diligencias penales al auténtico conductor.
El accidente tuvo lugar el viernes pasado, a las 5.15 de la tarde, en la calle de Pardo Bazán, en Poble Nou-Zona Esportiva. El coche había colisionado contra un vehículo estacionado, para luego volcar. El conductor se apeó y se marchó de la zona. Unos testigos contactaron con el 112 y facilitaron a la Policía Municipal la descripción del conductor. Unos agentes locales aseguraron la zona y hablaron con los testigos. Llegaron bomberos y una ambulancia.
A los pocos minutos el conductor volvió al lugar. Estaba herido leve. Lo acompañaba un familiar.
El herido rechazó atención médica y dio positivo en las pruebas de alcoholemia. El familiar que había llegado con él aseguró que conducía el coche cuando acaeció el accidente, pero su versión se contradecía con la de los testigos. Los policías le advirtieron de las consecuencias de su declaración y él acabó admitiendo que el verdadero conductor iba solo y había acudido a él a pedirle ayuda después del vuelco.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook




Lo último Lo más leído Lo más votado