Una bebé terrassense de 8 meses recibe un trasplante hepático por el procedimiento "split", un hígado para dos receptores

07.08.2018 | 18:47
Roma ha sido intervenida con éxito en el Hospital de la Vall d`´Hebrón de Barcelona.

Roma, una bebé terrassense de sólo 8 meses de edad y por debajo de los seis kilos de peso, que se encontraba en una situación crítica al sufrír el síndrome de Alagille, una enfermedad rara que le había provocado una cirrosis hepática irreversible, ha recibido un trasplante de hígado muy especial. El hospital Vall d'Hebron de Barcelona ha realizado con éxito un trasplante hepático realizado por el procedimiento 'split', que consiste en dividir el hígado del donante en dos partes para obtener dos injertos completamente funcionales para dos receptores, en este caso Roma y otra niña de 13 años, Naroa, natural del País Vasco.

El donante del hígado también era menor de edad y las dos niñas receptoras estaban en una situación crítica que solo se podía resolver con un trasplante.

El responsable del servicio de cirugía hepatobiliopancreática y trasplantes del hospital Vall d'Hebron, Ramón Charco, ha explicado que "el trasplante hepático split es un procedimiento quirúrgico muy complejo y reservado para casos excepcionales que requieren un nivel alto de experiencia".

La intervención, que se realizó el pasado mes de julio, requirió un equipo de 30 profesionales: un médico y una enfermera se desplazaron a otra comunidad autónoma para la extracción del órgano del donante menor de edad y traerlo hasta Vall d'Hebron para ser dividido en dos partes.
"Mientras se realizaba la división del hígado, simultáneamente, se preparaba a las dos niñas para recibir el órgano y se reducía así el tiempo de isquemia", ha apuntado el médico adjunto a la unidad de gastroenterología, hepatología, apoyo nutricional y trasplantes hepáticos pediátricos de Vall d'Hebron, Jesús Quintero.

El trasplante hepático 'split' sólo se había hecho una vez en el hospital Vall d'Hebron, en año 2002 y, el mismo día que se intervino a Naroa y Roma se hicieron 14 trasplantes más, "uno de los días de más actividad en trasplantes", ha asegurado el coordinador de trasplantes, Alberto Sandiumenge.

Ramón Charco señaló con respecto a Roma que, "al ser más pequeña el tiempo de recuperación es más lento" y que se le implantó "la parte pequeña del hígado dividido, pero aún así era demasiado grande para su cuerpo y tuvo que estar unos días con la herida abierta antes de poder cerrarla", aunque ha asegurado que "pronto" le darán el alta. La madre de Roma, Vanesa, ha dicho por su parte que "aquí solamente hay un héroe, que es el donante" y ha agradecido el trato a todo el equipo médico del hospital.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook