La ola de calor dejó una temperatura máxima de 38,6 grados

06.08.2018 | 12:01

Fue el sábado. Ese día la canícula inclemente dejó en Terrassa la temperatura máxima de esta ola de calor que parece languidecer. Los termómetros marcaron los 38,6 grados a las 2.21 de la tarde. El domingo, a la 1.22 de la tarde, se alcanzaron los 37,1 grados. Según Eltiempo.es, las temperaturas empezarán a descender a partir de hoy. La masa de aire cálido se retira poco a poco y dejará precipitaciones tormentosas, sobre todo en el norte peninsular, a partir del martes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook