Las calles de Terrassa, un museo de mosaicos y relieves

04.08.2018 | 04:00
El edificio de "Cal Sastre d´Olesa", entre las calles de Sant Pere y la Rasa.

Estos días vacacionales, al menos en las horas en que el calor remite un tanto, se prestan a pasear por Terrassa y descubrir detalles del paisaje urbano que nos suelen pasar desapercibidos en nuestra ajetreada vida cotidiana. Para aliciente de los "flâneurs" locales de verano, el historiador Joaquim Verdaguer ha elaborado un inventario de los "mosaicos y relieves en las calles de Terrassa", que publica en ese bloc de su autoría que es una auténtico tesoro de conocimientos sobre el pasado de la ciudad.

Nada menos que 51 piezas ha localizado Verdaguer , y de todas incluye fotografía, dirección y datos sobre su historia y características. Algunas piezas son de gran antiguedad, como el símbolo de la familia Calders en el Mas de la Castlania, uno de los pocos edificios residenciales de época medieval que se conserva en el núcleo urbano, en el número 37 de la calle de Serrano.

De Buda a Sant Antoni
Pero Verdaguer también ha inventariado relieves como "el espectacular rostro de un joven Buda que destaca en la fachada del establecimiento Louddha's Bar de la calle de Sant Francesc número 64", o las cerámicas de la antigua discoteca de la carretera de Martorell esquina con la calle de Arquímedes.

Buena parte de las piezas reseñadas tienen motivos religiosos y de santos (algunos del que da nombre a la calle, como Sant Antoni). Y también hay edificios con conjuntos de relieves, como el modernista almacen Torres, conocido popularmente como "Cal Sastre d'Olesa".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook