Sucesos

La tormenta provoca la caída de un muro y varios árboles

24.07.2018 | 04:00
Imagen del muro desplomado en la calle de Can Santfeliu, en Les Martines.

La lluvia que descargó el domingo por la tarde en la ciudad puso en jaque a los cuerpos de emergencia, que atendieron nueve incidencias en sólo una hora, entre las 20 y las 21 horas. La tormenta que precipitó especialmente sobre la zona Este de la ciudad -en el resto de la trama urbana apenas cayeron unas gotas- provocó el desplome de un muro de contención en el sector de Les Martines, la caída de una placa de granito de grandes dimensiones de una fachada en el barrio de Vallparadís y daños y desplomes de árboles en Sant Llorenç, Les Arenes-La Gripia-Can Montllor y en Can Parellada.

La incidencia más destacada se registró a las 7 de la tarde en la calle de Can Santfeliu de Les Martines, donde un muro de contención se hundió precipitándose sobre la vía pública. No hubo heridos ni daños colaterales.

Lo servicios municipales delimitaron y señalizaron la zona para evitar riesgos y se instaló iluminación para garantizar la visión nocturna del tramo. Tras inspeccionar la zona no se detectó riesgo de nuevos desprendimientos y se constató la necesidad de proceder a la reparación "lo antes posible". A partir de las 8 de la tarde del domingo los árboles empezaron a acusar la presión de la lluvia, que en algunos tramos descargó con rotundidad y acompañada de granizo. La primera intervención fue en Sant Llorenç y en Can Petit, donde tres árboles cayeron en la avenida del Vallès, uno de los cuales ocasionó daños en un vehículo estacionado en la calle del Consell de Cent, frente a la parada del bus de la calle Castellassa. Otro árbol cayó en la calle de la Font de la Pola, en este caso sobre una fachada, aunque sin provocar desperfectos.

Sobre un vehículo
En el sector de Les Arenes un árbol se desplomó sobre la calzada en la calle Reus y otro cayó sobre un vehículo estacionado en la calle de Tortosa, ocasionando rascadas en la pintura del techo del coche.

El resto de incidencias se concentraron en el sector de Can Parellada, donde la tormenta descargó minutos más tarde. A las 20,26h fue necesario cortar la rama de un árbol que rompió el retrovisor de un coche y solo 3 minutos más tarde, una nueva alarma avisaba del peligro de varias ramas en la calle de Bulgaria, donde la lluvia había descalzado las raíces de un ejemplar.

Al filo de las 9 de la noche Bomberos y Policía Municipal aún tuvieron que intervenir en la avenida del Vallès y al final de la calle de Rumanía, donde se retiraron varios árboles pequeños en riesgo de caída.

El episodio de incidencias concluyó con la llamada de un vecino de Vallparadís alertando del desplome de una placa de granito de "grandes dimensiones" en la fachada del número 3 de la calle del Violinista Vellsolà. Los Bomberos retiraron la placa y sanearon la zona afectada y los Mossos d'Esquadra precintaron la acera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook