La Bustia Ètica arranca de la mano de la Síndica 

21.07.2018 | 04:00

Terrassa tendrá una Bústia Ètica, herramienta para formular denuncias anónimas y con garantías de casos de corrupción o de irregularidades en la administración pública. La ciudad sigue así el ejemplo de Barcelona y, a diferencia de la capital catalana, pondrá el servicio en manos de la Síndica Isabel Marquès, que el jueves estuvo presente en el pleno. La propuesta de TeC salió adelante con el apoyo de ERC-MES, la CUP y el PDeCat, y con el voto parcial del PSC, que emplazó a debatir los detalles del proyecto en la comisión municipal de transparencia. La Síndica ha puesto como condición disponer de equipo y presupuesto suficiente para asumir la nueva responsabilidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook