Polémica en el pleno por la nueva figura del portavoz a tiempo parcial

20.07.2018 | 12:16

Las retribuciones de los concejales de la oposición centraron el jueves buena parte del debate del último pleno del curso político. El gobierno llevó a votación la creación de la figura del portavoz de la oposición a tiempo parcial, una nueva categoría retributiva diferente a la de portavoz en exclusiva, que conlleva contrato y cotización a la Seguridad Social, un sueldo de 2.121 euros, idéntico al del concejal del gobierno con competencias delegadas, y está sujeto a una dedicación mínima de 30 horas semanales. PP y Cs criticaron duramente la medida, que la mayoría del pleno aprobó y defendió como herramienta para "dignificar el ejercicio político de la oposición". Los grupos se emplazaron a un debate en profundidad sobre las retribuciones en octubre.
Además, el pleno de julio aprobó la creación del Observatori de l'Aigua, el órgano consultivo de la nueva empresa pública, y dio vía libre a la congelación de las tarifas durante el ejercicio 2019. También salieron adelante un aumento de la dotación económica de los presupuestos participativos y de los votados por los distritos, la creación de la Bústia Ètica, que gestionará la Síndica de Terrassa, y estudiar un uso más intensivo y polivalente del Recinte Firal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook