Consejos

19.07.2018 | 04:00

Para la doctora Sònia Cibrian basta con seguir unas sencillas normas de higiene antes, durante y después de cocinar alimentos para prevenir una posible intoxicación. Estas son:

Higiene de manos. Es importante lavarse las manos antes y después de manipular alimentos.

Lavar los alimentos. Otra norma básica es limpiar bien los alimentos y consumir sólo aquellos tratados de forma higiénica.

Evitar el consumo de leche cruda. Si no está embotellada ni conservada en neveras.

La carne y el pescado. Asegurarse que se ha mantenido a temperaturas de refrigeración o congelación adecuadas.

Alimentos cocinados. Deben estar bien elaborados y aunque estén cocinados no dejarlos a temperatura ambiente. Hay que separar los alimentos crudos de los cocinados para evitar la contaminación cruzada e impedir que entren en contacto con insectos.

Descongelar. No romper nunca la cadena del frío y seguir pautas adecuadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook