Una deflagración de gas desvela un cultivo de maría en una barraca

10.07.2018 | 04:00
Plantas de marihuana descubiertas en la barraca, en la calle de Joaquín Costa.

El incendio con deflagración desencadenado el viernes desveló una plantación de marihuana. La descubrió la Policía Municipal al acudir a la finca, en la calle de Joaquín Costa, y detuvo al propietario del edificio. Hubo un intoxicado.

Ha pasado otras veces. Un fuego en un domicilio revela un cultivo cannábico. El viernes pasado, a las 10.20 de la mañana, los bomberos recibieron una alerta que hablaba de una explosión en un cobertizo en la calle de Joaquín Costa, cerca de la de Wagner. Hacia allí se dirigieron tres dotaciones de Bombers. Cuando llegaron agentes municipales, los bomberos ya estaban allí, en plena acción en una barraca situada al final de un patio.

¿Qué había ocurrido? El dueño de la finca explicó a los policías que estaba limpiando el cobertizo con azufre cuando se desató la deflagración, seguramente causada por el contacto entre esa sustancia y una bombona de gas butano.

Los tiestos
En la inspección de la barraca, los guardias vieron el forro con material de aluminio, la instalación de ventilación, los extractores, las lámparas... En fin, los efectos tantas veces observados en plantaciones de marihuana. Y vieron y requisaron maría: 420 tiestos de esquejes que encontraron en una cámara frigorífica, y cincuenta plantas más, y una bolsa con 342,37 gramos de maría triturada.

Hallaron también productos químicos, y otro indicio de los acostumbrados en este tipo de intervenciones en plantaciones domésticas e interiores: el suministro eléctrico estaba pinchado. Según la policía, los contadores estaban conectados de manera ilegal a la red.

El trabajo de los bomberos duró una media hora. El de la Policía Municipal, algo más. Los agentes decomisaron el material descubierto y detuvieron al propietario del inmueble como presunto autor de un delito contra la salud pública, de tráfico de drogas. Las diligencias policiales incluyeron otro delito, este de tipo leve, por defraudación de fluido eléctrico.

La actuación policial en la zona acabó con el precintado de la barraca. En la vivienda había dos personas más, aparte del implicado, cuando se produjo el incendio. Una de ellas sufrió una intoxicación por inhalación de humo y fue trasladada al hospital universitario MútuaTerrassa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook