Multiplica por cuatro la tasa máxima de alcohol después de un accidente 

04.07.2018 | 04:00

Estrelló el coche contra otro estacionado y huyó, pero la Policía Municipal lo pilló. El infractor ha acabado imputado por un delito contra la seguridad del tráfico. Los hechos ocurrieron el sábado, a la una de la madrugada, en Sant Pere Nord. Unos vecinos informaron a una dotación de la Policía Municipal: un automóvil había colisionado contra otro aparcado en la Rambla de Francesc Macià y se había dado a la fuga. Los agentes vieron el coche sospechoso en la calle de Provença poco después. Lo pararon y reclamaron la documentación al conductor. Apreciaron en él signos claros de ebriedad y lo llevaron a la Jefatura para efectuarle los tests de alcoholemia. Los resultados fueron de 1,10 y 1,09 miligramos, cuatro veces la tasa máxima. Le abrieron diligencias penales y le cursaron una denuncia administrativa por haberse marchado del lugar de un accidente en el que estaba implicado sin facilitar sus datos. Idéntica imputación recayó el domingo por la noche en el conductor de un vehículo involucrado en un accidente con heridos ocurrido en la avenida del Pintor Mir.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook