Resignación

03.07.2018 | 04:00

Posiblemente por los cambios de última hora, "con los que no se había ensayado tanto, y se notó", los resultados de Minyons no fueron los máximos esperados en esta actuación de Festa Major, "pero aún así, la colla estuvo a tope. Cargamos un dos de nou, y estamos hablando de un castell muy dificil de hacer y de descargar", señala el cap de colla malva, Arnau Boada. Similar es el balance que hace Josep Francesc Cortès, cap de colla de Castellers de Terrassa. La caída con el tres de vuit tuvo su efecto, e hizo descartar el quatre de vuit, que entraba en sus planes. Pero Cortès está contento porque "la colla entendió que el trabajo realizado hasta Festa Major ha sido el correcto, y que siempre puede suceder un imprevisto. Salvamos una situación complicada y descargamos el cinc de set y el dos de set." El quatre de vuit "ya llegará más adelante".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook