Llamada a la prudencia por el riesgo de incendio

23.06.2018 | 04:00
Estantería de petardos de la Pirotécnia JC.

Una de las novedades de esta edición de Sant Joan es el acuerdo municipal para cerrar el Parc de Sant Jordi la noche de la verbena. La decisión tiene carácter excepcional y se aplicará a partir de las 9 de la noche "para preservar el carácter histórico del jardín y de la Masia Freixa" por el elevado riesgo de incendio para el arbolado y la vegetación. Está previsto dejar abierto exclusivamente la zona oeste, donde se sitúa el espacio de bar y del picnic, con acceso por la plaza de Sant Oleguer.

Este año conviene extremar la precaución con el lanzamiento de petardos por la abundante vegetación tras las lluvias de primavera y las altas temperaturas de los últimos días, acompañadas de baja humedad. La vegetación de bosques y jardines es excepcionalmente abundante y está seca. Cualquier chispa puede desencadenar un incendio.

Los bomberos baten récord de salidas todas las noches de Sant Joan, el turno con más emergencias del año. Esta edición, las autoridades invitan a extremar las precauciones para evitar que se repitan las quemaduras relacionadas con la pirotecnia y la quema de matojos, contenedores y mobiliario urbano.

La web municipal terrassa.cat informa de los consejos de autoprotección, las normas a seguir con las hogueras y las recomendaciones para prevenir un incendio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook