La empresa pública del agua inicia su andadura

14.06.2018 | 04:21
Primera reunión del consejo de administración de la empresa pública del agua, ayer en el Ayuntamiento.

Ayer quedó constituido el primer consejo de administración de la empresa pública del agua -"Terrassa, Cicle de l'Aigua EPEL"- y tomaron posesión sus integrantes. El órgano de gobierno de la nueva sociedad lo preside Marc Armengol, teniente de alcalde de Territorio y Sostenibilidad y lo integran de momento siete personas. La vicepresidencia la ocupa el portavoz municipal de TeC, Xavier Matilla, y las dos consejerías restantes recaen en el concejal de ERC Carles Caballero, que ayer se ausentó, y el portavoz del PDeCAT, Miquel Sàmper. El ingeniero Joan Gaya, asesor del alcalde en temas del agua, ocupa una de las cuatro plazas técnicas junto a Marc Cadevall, director de Servicios de Territorio y Sostenibilidad, y Dolors Mejías, gerente de la empresa municipal Foment. El cuarto cargo técnico está por definir.

El consejo de administración de la EPEL del agua tendrá en adelante 11 miembros. En una segunda fase está prevista la incorporación de dos representantes de los usuarios y uno de los trabajadores. A la reunión de ayer también asistieron la secretaria del consejo y el secretario municipal.

Durante la primera reunión se dio cuenta de los acuerdos adoptados en el pleno de mayo relacionados con el nombramiento de los miembros del consejo. También se fijó un primer calendario quincenal de reuniones y los técnicos dieron cuenta de los trámites que se están llevado a cabo de cara al traspaso de la gestión del servicio. Culminará el próximo 9 de diciembre con el fin de la gestión privada y concesionada en la ciudad y el inicio de la prestación municipal.

En breve se convocará el concurso para la elección del gerente de la nueva EPEL. Se trata de un cargo de libre designación que, pese a ello, se someterá a un proceso abierto y público de candidaturas. El gobierno quiere tener cerrada la contratación en septiembre.

Antes, en julio, debería estar creado el Observatori de l'Aigua, el órgano de participación que supervisará la marcha de la empresa pública. También antes de vacaciones estará aprobada la ordenanza que regulará el servicio y las tarifas.

Local y personal
Con la constitución del consejo de administración y la toma de posesión de sus miembros inició ayer su andadura la empresa municipal del agua, después de que el pleno del mes de mayo diera luz verde al inicio de la actividad de la entidad pública empresarial local el 1 de junio, tras la publicación de los estatutos en el Boletín Oficial de la Provincia de Barcelona (BOPB).

Empieza así la cuenta atrás del traspaso de la gestión del agua en la ciudad, que ha corrido a cargo de la empresa Mina durante 75 años de concesión privada y cuatro prórrogas forzosas. Finalizarán el 9 de diciembre de 2018, fecha en que se producirá el relevo y la empresa municipal asumirá la gestión pública del servicio.

En este momento se llevan a cabo los trámites previos a la toma de las riendas de la gestión municipal. El gobierno busca local para las oficinas de la empresa pública, que debe ser céntrico, accesible y bien comunicado. Actualmente hay tres opciones sobre la mesa.

En los próximos meses se procederá al contrato de proveedores de software, hardware, internet, telefonía y otros servicios como seguridad. Al final del proceso, el 9 de diciembre, la EPEL se habrá subrogado la plantilla de Mina afecta al servicio y debe tener listo el traspaso de los datos de los abonados para girar los recibos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook