La Maurina despide una fiesta participativa y solidaria

07.06.2018 | 04:21
Espectacular batukada durante la cercavila de la fiesta mayor.

El barrio de La Maurina ha cerrado una edición intensa de su fiesta mayor, con buena respuesta de público, cambios de planes por la lluvia y una demostración de solidaridad cada vez más destacada. La recogida de alimentos para el Rebost ha alcanzado este año los 110 kilos de alimentos.

El programa de actos se desarrolló con normalidad durante el fin de semana, a excepción de las actividades programadas el domingo, que se vieron alteradas por la lluvia. Fueron minoría, ya que las actividades deportivas, la cercavila, la batalla de gallos, la botifarrada y la ruptura colectiva del ayuno -90 personas- fueron todo un éxito.

Ell domingo la paella se vio alterada por el mal tiempo. Muchas familias prefirieron llevarse el menú a casa, aunque un grupo optó por comer en el Parc de la Olivera.

La lluvia también desplazó el festival Maurina Talent a la sala de actos del colegio Maria Auxiliadora y obligó a suspender la fiesta de la espuma y la presentación de la colla infantil de Som Maurina.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook