Dolors Lledó, primera mujer al frente del movimiento vecinal

30.05.2018 | 04:21
Dolores Lledó, flamante presidenta de la FAVT, durante la asamblea del sábado.

Dolors Lledó, presidenta de la AP de Carbonelles y hasta ahora vicepresidenta de la Federació d'Associacions de Veïns (FAVT), asumió el sábado el liderazgo de la entidad en una asamblea que por primera vez proclama a una mujer al frente de la federación de las asociaciones de vecinos de la ciudad.

Lledó presidirá la FAVT acompañada de un equipo de continuidad, pero con importantes retos de futuro. El presidente saliente, Ramon Clariana, sigue en la junta como vocal de comunicación.

La vicepresidencia la ocupa Joan Vila Roure, de Can Boada del Pi, la secretaría Josep Antoni Sánchez, de Sant Pere Nord, Miguel Hidalgo, de Can Palet, asume la tesorería y Alonso Echávez, de Ca N'Anglada, la nueva responsabilidad de relaciones con el movimiento vecinal.

A la asamblea del sábado, en el casal de barri de Ca N'Aurell, acudieron dos terceras partes de las 27 AVV federadas, que votaron unánimemente tanto la memoria de gestión y el balance económico de 2017, como el plan de trabajo y el presupuesto para 2018.

Entre los objetivos del nuevo ejercicio figura la aplicación de los nuevos estatutos de la FAVT y la adaptación a los mismos del reglamento de la entidad. La labor la llevarán a cabo conjuntamente la nueva junta, que ve reducida su composición a ocho miembros, y en nuevo consejo gestor, que inicia su andadura en esta nueva etapa.

El talante abierto e integrador que ha caracterizado la última etapa de la FAVT tuvo reflejo el sábado en la respuesta institucional a la asamblea. Acudieron Mercè Gómez, presidenta del Casal de la Dona de Terrassa y la síndica Isabel Marquès. También representantes del Espai Drets, el Moviment per unes Pensions Dignes, de la Plataforma Para la Defensa de la Sanidad Pública y de algunos partidos políticos.

El alcalde, por fin
El acto lo clausuró el alcalde Alfredo Vega, que acudió acompañado del concejal de Estructura Territorial y Distritos Javier Garcia. Hacía años que el alcalde de Terrassa no hacía acto de presencia en un acto de la FAVT, que ayer valoraba positivamente el gesto. Vega recordó la relevancia del movimiento vecinal en la historia de la ciudad, especialmente durante la transición democrática, y deseó un buen trabajo a la nueva presidenta y a su equipo.

Al final de la asamblea Dolors Lledó, Lola para sus compañeros, agradeció la confianza de las entidades vecinales y recordó la importancia de mantener el principio de igualdad de género en primera línea del debate político, un mensaje al que se sumó Mercè Gómez.

El presidente saliente, Ramon Clariana, dio lectura al manifiesto por las pensiones dignas, y mostró la solidaridad de la FAVT con la manifestación que a esa misma hora celebraba en la ciudad el Moviment per unes Pensions Dignes de Terrassa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook