Un año de la primera funeraria privada

24.05.2018 | 04:20
El tanatorio de La Rambla está emplazado junto a la rotonda del Doré.

Nació hace poco más de un año, pero ya gestiona el 10 por ciento de los servicios funerarios en Terrassa. La Rambla, Serveis Funeraris, asegura haber consolidado su oferta tras constituirse, el 9 de mayo del 2017, como segundo operador en la ciudad. El primero, el único hasta entonces, era la sociedad municipal Funerària de Terrassa.

La Rambla tiene su sede en un amplio espacio radicado en la confluencia de la Rambleta del Pare Alegre con la carretera de Martorell. Fue una apuesta de la popular institución terrassense La Previsió. El año pasado, en el periodo comprendido entre mayo y diciembre, atendió directamente unas ochenta defunciones y en los primeros cuatro meses del 2018 la cifra supera las setenta. El presidente de la mutualidad egarense La Previsió, Rafel Martínez, destaca que el proceso "no ha sido fácil", pues ha conllevado "romper con los hábitos y constumbres de tantos años", y eso requiere un esfuerzo.

"No obstante, estamos contentos con la evolución, que nos permite consolidarnos como servicio funerario para Terrassa y su ámbito territorial natural", agrega Martínez. Al margen de los números, La Previsió subraya "la alta satisfacción de las familias que han elegido La Rambla", un recinto junto al Centre, muy cerca de la estación de Ferrocarrils y de la autopista C-58 y con un aparcamiento de setenta plazas gratuitas.

Servicio cercano
"El hecho de que cuente con tres salas de vela de noventa metros cuadrados de superficie cada una, equipadas con todos los servicios, permite que las familias sólo tengan que utilizar los espacios comunes cuando lo crean coveniente y no por necesidad de espacio", apunta la empresa. La sala de ceremonias de ese tanatorio privado, con capacidad para doscientas personas, ha sido utilizada en el 98 por ciento de los servicios prestados.

"La apuesta de La Previsió y de La Rambla es el servicio personalizado, no sólo a los propios mutualistas de La Previsió, sino a todos los ciudadanos de Terrassa que quieran optar por un servicio diferenciado, cercano", que tiene como objetivos prioritarios "la atención a las personas y sus necesidades en momentos muy difíciles", declara Rafel Martínez. Las encuestas de satisfacción de las familias tienen una puntuación media de entre el 9,6 y el 9,9 sobre 10. La nota más alta, con una puntuación de 9,91, es la referida a la calidad humana del personal de la funeraria.

La Previsió es una mutualidad de Terrassa con 110 años de historia. Se fundó en 1908 y tiene actualmente cerca de 20.000 mutualistas y beneficiarios. Desde el año pasado, la entidad tiene vinculados los servicios de su seguro de decesos a los servicios de su empresa funeraria, La Rambla, instalada en un edificio de más de 1.500 metros cuadrados de superficie total.

En unos meses abrirá en Terrassa un tercer operador funerario con tanatorio propio: Àltima, que edifica su recinto en el polígono de Can Petit. "La competencia siempre es buena, ayuda a mejorar", señala el presidente de la mutualidad de economía social.

La Rambla, asegura Martínez, seguirá apostando, como hecho diferencial, "por la atención personalizada y la excelencia en el servicio a las familias". El objetivo no es repartir beneficios entre accionistas, "sino mejorar y ampliar los servicios a sus mutualistas y a los ciudadanos de Terrassa". La Previsió tiene su sede en el número 1 del paseo del Comte d'Ègara. La Rambla cuenta con servicio gratuito de atención las 24 horas: el teléfono es el 900373952.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook




Lo último Lo más leído Lo más votado