Distrobada: la fiesta y la reivindicación

22.05.2018 | 04:20
Batucada a cargo del grupo SOM Maurina durante la fiesta de la Distrobada.

Decenas de personas se dieron cita el domingo en la zona de la Muntanyeta del Parc de Vallaparadís para participar en la Distrobada, la fiesta convocada por entidades y familiares de personas con discapacidad intelectual.

La fiesta ha llegado este año a su decimotercera edición con la mirada puesta en lo lúdico, pero también en el aspecto reivindicativo. Las carencias siguen siendo evidentes. Una de ellas, la más importante en la actualidad, es la falta de un equipamiento para Terrassa y su comarca de influencia. La Coodinadora Capaç, organizadora de la fiesta, destaca su lucha por la construcción de una nueva residencia, un centro de día y un centro de respiro. Son equipamientos "imprescindibles". El convenio para la construcción de un nuevo edificio de servicios se firmó en el 2006 y desde entonces permanece olvidado en los cajones, aunque haya un terreno disponible desde el 2009. "También estamos luchando para para que se dote de los recursos necesarios a los centros ocupacionales y especiales de trabajo". Para que puedan dar servicio a personas que están en casa, en lista de espera. "Nuestro objetivo es defender los derechos de nuestros hijos, que en los últimos años han sufrido un importante retroceso: recortes de las prestaciones de la ley de dependencia, establecimiento de copagos confiscatorios, falta de inversiones en equipamientos necesarios..." La coordinadora promueve la oferta de ocio "adaptado e inclusivo" para discacitados.

La fiesta del domingo se inició a media mañana y acabó por la tarde e incluyó talleres, actuaciones para público infantil, una batucada y zumba. Contó con la asistencia de la concejal Meritxell Lluís.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook