La ciudad vuelve 100 años atrás / Concursos

Incentivos para participar

12.05.2018 | 04:21
Incentivos para participar

La Fira Modernista no sólo es una revisión del pasado ni únicamente una colección de actividades culturales, gastronómicas, infantiles, espectáculos o exposiciones. También se nutre de otros aspectos participativos, como es el caso de los diferentes concursos que se establecen durante estos días de celebración. Se trata de premiar una serie de propuestas que reflejen de la mejor manera lo que la ciudad vivirá en la edición de este evento de este año.

El concurso más bisoño de la Fira Modernista es el de pintura rápida al aire libre del picnic modernista, que llega a su segunda edición. Las obras se han de realizar mientras dure esta actividad y sólo se permite una por concursante.
Dentro del abanico de los concursos, no podía faltar uno basado en las redes sociales. En este caso, se refiere a Instagram, la red social de imágenes por excelencia. En esta oportunidad, se llega a la quinta edición. De entrada, las personas que quieran participar en este concurso ha de ser seguidores de las cuentas @terrassaturisme, @terrassacentre o @igersterrassa.

Se trata de ir subiendo a la red fotografías efectuadas este fin de semana dentro del marco de la Fira Modernista. Las imágenes han de reflejar algun aspecto o tema relacionado con este evento. No hay límite de fotografías y se pueden captar las instantáneas con el teléfono móbil, pero también con una cámara convencional.

Lleva diez ediciones y amplia una más este año el concurso destinado a premiar a la ambientación y decoración de paradas del Mercat modernista, uno de los puntos de apoyo de esta celebracióny por donde circula un buen número de los visitantes.

Captar la mejor imagen
Y en esta edición de 2018, el concurso de fotografía de la Fira Modernista celebra doce años de vida. Se trata de captar la mejor imagen de la Fira Modernista 2018, pero también se pueden recuperar de otras ediciones anteriores. También llega a su duodécima edición el concurso para las calles que presente sus mejores galas y la mejor decoración.

A este concurso, el premio Montse Prat, pueden acceder todas las calles del centro histórico situados alrededor del espacio de la Fira Modernista. Se busca a la calle que tenga más similitud a una calle de los años del modernismo.
Por este motivo, premia el buen gusto a la hora de decorar y, también, el rigor histórico y el alcanzar un clima muy parecido a lo que se vivía entonces. Tampoco hay que desdeñar otros elementos que pueden decantar la balanza por parte de los encargados de valorar este concurso, como puedan ser la decoración y la ambientación de fachadas de los edificios, de los esparates de los diferentes comercios que haya en esa calle, asi como del vestuario de vecinos y vecinas. Hay que afinar estos puntos clave.

En cuanto al concurso para bares y restaurantes, se distinguirá a los establecimientos del sector de la restauración que presenten una mejor ambientación respecto a la época. Cumple sus trece años de vida en esta oportunidad y para lograr el primer puesto, los participantes, especialmente, deberán conseguir, en la medidas de lo que sea posible, crear un establecimiento que contenga material de la época modernista, un alto grado de vínculos con el tema de la Fira Modernista de este año, la cocina de entonces, y una decoración muy relacionada con esos tiempo, en todas las partes del establecimiento, sea el interior o la terraza, si la hay.

Finalmente, el concurso más antiguo de la Fira Modernista, que encara en esta ocasión su décimocuarta edición, es el de ambientación de comercios y escaparates. Organizado por el Ayuntamiento egarense y por la entidad Terrassa Centre, tiene como reto primordial implicar y promover el comercio local en este acontecimiento festivo tan arraigado a la ciudad.

En este caso, el jurado ha de tener en cuenta algunos aspectos importantes para elegir al establecimiento que más se acerque al modernismo. La originalidad, el diseño o la calidad artística de los escaparates serán premisas a tener muy en cuenta, pero no lo serán menos el grado de vinculación de la ambientación respecto al modernismo y la utilización adecuada de material de la época.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook