Los usuarios le ponen un 7,8 al bus, la mejor nota desde 2002

10.05.2018 | 04:21
Uno de los 65 autobuses que forman parte de la flota de Tmesa, llegando a una parada.

El servicio de autobuses de transporte público urbano, que gestiona Transports Municipals d'Egara S.A. (Tmesa), ha obtenido en el último estudio de satisfacción, correspondiente al ejercicio de 2017, la mejor nota por parte de las personas usuarias desde el año 2002, con un 7,8 sobre 10. El estudio se ha realizado a partir de 600 entrevistas en el interior del bus, en todas las líneas y en diferentes franjas horarias. La percepción de mejora que la ciudadanía tiene del transporte público, y en especial de la red de autobuses urbanos, también quedó patente en el último barómetro de la ciudad, donde fue uno de los aspectos mejor valorados, puesto que obtuvo una nota media superior al 7.

En la encuesta de satisfacción, las personas usuarias consideran que la puntualidad, la seguridad, la frecuencia y el trayecto son aspectos fundamentales del servicio. Las mejoras introducidas por Tmesa relativas a la información en las paradas, la conducción sin brusquedades, la frecuencia de paso, la capacidad de los autobuses, la incorporación de nuevos vehículos, la comodidad, la puntualidad, la frecuencia y la limpieza han sido muy valoradas por la ciudadanía.

Perfil
Otras cuestiones que los encuestados han puntuado a la alza son la atención personal recibida en la oficina de movilidad de la calle de Iscle Soler y el compromiso de Tmesa con el medio ambiente. Igualmente, las líneas L7, L9 y L6 han sido las que han obtenido mejor nota por parte de los entrevistados.

Del sondeo se desprende que el perfil tipo de persona usuaria es el de una mujer, residente en Terrassa, que está en activo, que hace seis años que se desplaza en autobús y que utiliza un título integrado.

La población en activo es el colectivo mayoritario, seguido de los estudiantes y los jubilados. Asimismo, el 71% coge el bus casi cada día, la mayoría para ir a trabajar, seguido de los que se desplazan por la ciudad para hacer gestiones personales y para ir al lugar de estudio, a pesar de que casi la mitad de los encuestados reconoce tener un vehículo alternativo para hacer los trayectos que habitualmente hace en bus. Además, nueve de cada diez se muestran partidarios de no cambiar de medio de transporte si tuviera otra opción.

Igualmente, siete de cada diez personas encuestadas reconocen que utilizan la información horaria facilitada por Tmesa. Los títulos integrados de la Autoritat del Transport Metropolità (ATM), que permiten la utilización de diferentes medios de transporte para hacer un desplazamiento con un título único, son los más utilizados, con un 42,3%. Le sigue la T-25 (30%), la T-Blanca (13%) y la T-16 (5%). El billete sencillo es utilizado por el 7,5% de los encuestados.

El Ayuntamiento regula las tarifas del billete sencillo, la T-25 y la T-Blanca. La T-25 permite viajar con un precio más reducido que el billete sencillo (descenso del 34%), mientras que en el caso de la T-Blanca es del 88%. En este sentido, la empresa Tmesa mantiene las tarifas prácticamente invariables desde el año 2013.

E

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas