La oficina de consumo logra la mejor nota en una encuesta

04.05.2018 | 04:21
Sede de la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) de Terrassa.

La Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) de Terrassa ha obtenido la máxima puntuación en un estudio de la Diputació de Barcelona que ha comparado estos servicios en ocho ciudades catalanas. Las diferencias no son notables, pero la oficina terrassense ha sacado la mejor nota en esta encuesta sobre el grado de satisfacción de los reclamantes.

Una puntuación de 8,4 sobre 10 ha sido la nota obtenida por el organismo egarense en este estudio, basado en encuestas a ciudadanos que usaron los servicios de información en el último trimestre del 2017. Terrassa ha compartido informe con Castellbisbal, Badalona, Canet de Mar, Gavà, Mataró, Vilafranca del Penedès y Vilassar de Mar.

El Ayuntamiento subraya que la nota media en las ocho localidades se situó en el notable. En todas las poblaciones el 45 por ciento de los encuestados calificó el servicio con un excelente y el 39 con un notable. El 10 por ciento de los consumidores dio un aprobado a su oficina y el 6 por ciento lo suspendió.

El estudio analizaba tanto la idoneidad de la ubicación de la oficina (en Terrassa está en el número 95 de la carretera de Martorell) como la información facilitada, así como la amabilidad del personal, su nivel de conocimiento, la rapidez en la atención y el tiempo dedicado. El 95 por ciento de los encuestados consideró adecuados los horarios.

La mayoría de los consumidores acude a los servicios para presentar una reclamación. Conforman el 83 por ciento de los usuarios. El 15 por ciento hace una consulta de información y sólo el 2 interpone una denuncia o queja.

Más de 2.800 de las 6.401 consultas efectuadas en Terrassa el año pasado se referían al sector servicios, sobre todo a facturación de luz y de telefonía móvil. Casi 850 consultas eran acerca de productos financieros, como las cláusulas suelo, las hipotecas o las comisiones. 600 trámites estaban vinculados al comercio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook