Salud

El día a día para enfermos con hipertensión pulmonar

04.05.2018 | 04:21

El hospital de la Vall d'Hebron de Barcelona transformó ayer parte de su vestíbulo en una pequeña habitación adaptada para enseñar lo difícil que es vivir el día a día de un afectado por Hipertensión Arterial Pulmonar, para quienes barrer o planchar son tareas tan agotadoras como correr una maratón. El objetivo es concienciar sobre la dificultad diaria que supone convivir con esta enfermedad, que no tiene curación pero sí cuenta con una docena de medicamentos que consiguen alargar y mejorar la vida de los pacientes.

El jefe clínico de Neumología de Vall d'Hebron, el doctor Antoni Román; la enfermera que coordina la atención a los pacientes, Roser Escobar; la presidenta de la Asociación Hipertensión Pulmonar España, María Rodríguez, presentaron la "habitación" adaptada.

La Hipertensión Arterial Pulmonar es una enfermedad rara y progresiva que se caracteriza por una presión arterial anormalmente elevada en las arterias entre el corazón y los pulmones de las personas que la padecen.

Una escoba y una pala con pesos, una plancha a la que también se ha acoplado un peso de varios kilos y un chaleco para ponerse encima mientras se intenta hacer una cama son las "herramientas" que los interesados en saber qué siente una persona con hipertensión pulmonar podrán probar hasta hoy en el espacio habilitado del recinto hospitalario de Vall d'Hebron.

Tras esta experiencia pueden llegar a intuirse las sensaciones de ahogo y falta de aire que viven María Rodríguez y otros afectados cada día, y que son "insufribles", según ha definido el primer voluntario que ha accedido a la habitación.

El doctor Román ha explicado que esta enfermedad afecta a los vasos pulmonares pequeños, que se van estrechando y que causan dificultades en el paso de la sangre por los pulmones, lo que provoca un gran cansancio.

"En los años 90, las personas diagnosticadas morían antes de los tres años ya que no había tratamiento, pero actualmente disponemos de entre diez y doce medicamentos que no curan, pero mejoran y controlan la hipertensión pulmonar", han explicado los especialistas del hospital catalán.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook