Último adiós al empresario asesinado en México

22.01.2018 | 08:13
Funeral del empresario Segismundo Díaz, asesinado en México la semana pasada.

Segismundo, empresario terrassense, copropietario del grupo Dimasa, murió asesinado el viernes de la semana pasada en México, donde un delincuente lo abatió a tiros para robarle un maletín con dinero.

Ayer, a las once, se celebró su entierro en el cementerio de la ciudad, de su ciudad, a la que el fallecido estuvo ligado durante toda su vida y a la que regresaba cuando podía si sus obligaciones al frente de Dimamex, la filial mexicana de Dimasa, se lo permitían. Segismundo, de 50 años, se había trasladado a México en el 2011 para hacerse cargo de esa firma, un paso más en la expansión de un grupo dedicado a la fabricación de poliéster y al tratamiento de aguas residuales, la potabilización y el biogás.

Segis, como lo conocían muchos de sus allegados, tenía previsto volver a vivir en Terrassa en breve. Meses atrás se casó con una mexicana. Residía en el estado de Puebla. El 12 de enero llegaba a casa con su esposa. Eran las cuatro de la tarde cuando su coche franqueó la puerta de la finca. El portón se atascó y la mujer se apeó para comprobar qué pasaba. Oyó la detonación y vio correr a un tipo. Su marido pedía ayuda. Poco después falleció, allí mismo. El asesino le había arrebatado un maletín con dinero que el finado portaba para pagar los sueldos a sus empleados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook