Cuatro aspirantes y una ganadora

16.12.2017 | 04:20
Los asistentes al escrutinio aplauden y felicitan a Isabel Marquès tras conocerse los resultados.

Tras una larga jornada de votación, los candidatos a convertirse en Síndic de Greuges Municipal empezaban a llegar al Ayuntamiento. Faltaban pocos minutos para que el reloj diera las nueve de la noche, hora en la que debía empezar el recuento final de los apoyos ciudadanos a las candidaturas que optaban a la sindicatura. Las actas de escrutinio de cada uno de los siete puntos de votación iban llegando al Consistorio. Mientras, los candidatos conversaban en la antesala entre sí, con gente de sus equipos, con algunos de los miembros de la comisión ciudadana de seguimiento del proceso de participación, amigos y ciudadanos que habían querido asistir al acto público de escrutinio. Algunos comentaban que habían visto a bastante gente votando, mientras otros respondían que la participación en el distrito 1 había sido mayor que en los otros.

A la espera de algunos sobres
Llegó el alcalde. Parecía que todo estaba listo para empezar. La sala estaba preparada y las personas que debían participar en el acto ya estaban allí pero aún faltaban los sobres de algunos puntos de recogida de apoyos. Aún no se podía comenzar.

Finalmente, hacia las 21.15 horas, el alcalde de Terrassa, Alfredo Vega, dio inicio al acto. Se palpaba cierta inquietud en la mirada de los aspirantes al cargo. Distintos miembros de la comisión ciudadana de seguimiento fueron abriendo los sobres procedentes de cada punto de votación, comprobaron que la documentación fuera la correcta y empezaron a leer los resultados ante la atenta mirada del público, que seguía el recuento final con atención. En la oficina de atención ciudadana de la Plaça Didó habían votado 823 electores, de los que 693 habían dado su apoyo a Isabel Marquès, 88 a Jordi Estapé, 22 a José Miguel Sanz y 21 a Roger Peiró. Se habían contabilizado dos votos nulos y dos en blanco.

La correlación de resultados era similar en los otros distritos aunque la participación era menor. La suma final indicaba que 1.887 personas habían participado en la consulta. Isabel Marquès había obtenido un total de 1.457 apoyos; Jordi Estapé, 169; Roger Peiró, 164, y José Miguel Sanz, 83. Además, se habían registrado ocho votos en blanco y seis nulos. La victoria era clara. Tras unos segundos de silencio, los asistentes estallaron en un sonoro aplauso. Isabel Marquès empezaba a recibir felicitaciones. Todos los candidatos se dieron la enhorabuena.

"Ha sido un sistema muy distinto al de la otra vez. En la ocasión anterior, el Pleno Municipal me eligió como síndica. Fue muy gratificante porque votaron a favor los 27 concejales. Ahora, se ha hecho un proceso de participación ciudadana. Hacer campaña ha sido una novedad para mi. El resultado es muy satisfactorio. Cuando ejerces como síndico, tener al apoyo de muchos ciudadanos, te da más fuerza para actuar frente la administración, cuando es necesario", explicaba la que ya fue síndica de Terrassa entre febrero de 2010 y abril de 2016, cuando renunció al cargo.

"Aún no es definitivo. Ahora todo depende del Pleno. Si los concejales deciden que vuelva a ocupar la sindicatura, intentaré consolidar la figura y trabajaré junto con el Ayuntamiento para que los derechos de los ciudadanos sean respetados. Esta segunda etapa me hace mucha ilusión", admitió Marquès.

"En el anterior proceso participativo yo no me presenté porque creía que no era necesario volver a ser síndica. En esta ocasión, distintas entidades me lo pidieron. Lo medité y me di cuenta que en mis más de seis años como síndica no terminé de consolidar algunas cosas que intentaré consolidar ahora", aseguró la ganadora de la consulta ciudadana.

Un proceso "muy transparente"
El alcalde de Terrassa, que felicitó a Marquès, puso énfasis en señalar que este ha sido un proceso "muy transparente". "En la comisión ciudadana de seguimiento ha habido sensibilidades de todo tipo y creo que todos han visto que el resultado es claro y transparente. Cada uno ha votado lo que ha querido", destacó el primer edil.

La comisión ciudadana de seguimiento del proceso elaborará ahora una memoria final que incluirá la valoración de los diferentes órganos que han participado en el proceso, y que se publicará en la plataforma www.participa.terrassa.cat, para ser enviada después a la Junta de Portavoces y a las personas que hayan presentado su candidatura.

La designación del nuevo Síndico Municipal corresponderá al Pleno Municipal. El alcalde, teniendo en cuenta el resultado de proceso participativo y previa valoración de la Junta de Portavoces, someterá al Pleno la elección del candidato al cargo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook