Sucesos

Un conductor ebrio estrella su vehículo contra el puente del Camí de Terrassa a Vacarisses

05.12.2017 | 04:20

Un conductor fue imputado el sábado por un delito contra la seguridad del tráfico después de estrellar su vehículo contra la baranda de un puente en el Camí Vell de Terrassa a Vacarisses. El accidente ocurrió a las 2.30 de la madrugada. A esa hora un ciudadano alertó a la Policía Municipal: un coche se había estrellado contra el puente del Camí Vell de Terrassa a Vacarisses. Una patrulla acudió al lugar. Así llegaron, los agentes apreciaron que el conductor presentaba síntomas de embriaguez, pero no estaba herido. Los guardias lo trasladaron a la Jefatura policial, donde tuvo que soplar. Los resultados de las dos pruebas realizadas fueron positivos y constitutivos de delito: 0,71 y 0,73 miligramos, respectivamente. La Policía Municipal informó al implicado que le instruiría diligencias por un delito contra la seguridad del tráfico. El coche quedó inmovilizado a resultas de la colisión.

Otras dos personas acabaron imputadas por el mismo delito en sendas incidencias acaecidas el sábado y hoy en el casco urbano de Terrassa. El sábado, a las 3.15 de la tarde, unos agentes se desplazaron a la calle del Marquès de Comillas, junto a la de Úbeda, porque el 112 había alertado de un accidente: un coche se había estrellado contra otros dos que estaban aparcados. Los agentes locales comprobaron que el conductor estaba herido. Fue evacuado al Hospital Universitari MútuaTerrassa, donde le efectuaron las pruebas de alcoholemia. Los resultados: 0,93 0,89 miligramos de alcohol por litro de aire espirado. Al parecer, según la información recogida por la Policía Municipal, el coche circulaba a una velocidad inadecuada y el conductor perdió el control del vehículo. Esta madrugada pasada, a las 3.15, agentes municipales pararon un coche que transitaba a gran velocidad por calles de Can Palet. Lo interceptaron en la calle del Segura después de varias señales para que se detuviese y después de que colisionase contra dos coches estacionados en la citada calle. El infractor no presentaba lesiones, pero sí signos de ebriedad que los tests de alcoholemia confirmaron con tasas de 0,82 miligramos. Los policías inmovilizaron el coche con un cepo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook