Sucesos

Agentes cruzan un coche patrulla para parar a un conductor ebrio

29.11.2017 | 04:21

Unos policías tuvieron que cruzar su coche patrulla en la calzada para interceptar un vehículo conducido por una persona en estado de ebriedad. Ocurrió el sábado, de madrugada, a pocos metros de la Jefatura policial.

El automóvil circulaba en sentido contrario al de la marcha por la plaza de los Països Catalans, en la confluencia con la avenida de Barcelona. Eran las 3.55 de la madrugada. Unos agentes vieron el turismo y accionaron los dispositivos luminosos y acústicos del coche patrulla, pero el conductor al que interpelaban siguió su camino. Le cortaron el paso con el vehículo policial para detener su trayectoria. El vehículo paró.

Los policías vieron pronto que el individuo se hallaba bajo los efectos del alcohol, por lo que lo trasladaron a la Jefatura, a pocos metros, para que soplase en los aparatos de medición de alcoholemia.

Los resultados fueron positivos, con tasas constitutivas de delito contra la seguridad vial: 0,75 miligramos un test, 0,72 el otro. La policía instruyó las oportunas diligencias penales e inmovilizó el coche en el depósito.

Casi al mismo tiempo, otros guardias municipales llevaron a cabo una intervención similar en el barrio de Ègara, en la calle de Josep Tapiolas. Los agentes observaron un coche que, al transitar, ocupaba el carril contrario. Lo pararon y emplazaron al conductor a realizar las pruebas de alcoholemia al percibir los síntomas de ebriedad que presentaba.

Los resultados fueron de 0,86 y 0,80 miligramos de alcohol por litro de aire espirado. Los agentes cursaron la imputación e inmovilizaron el turismo con un cepo en la vía pública.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook