El PDeCat pospone su decisión de votar a Matilla como alcalde

11.11.2017 | 17:04
Hasta el miércoles no se sabrá si la asamblea local del PdeCat da o no su apoyo a Matilla.

La asamblea local del PdeCat ha decidido este sábado posponer hasta el miércoles por la noche si dará su apoyo o no a Xavier Matilla, de la TeC, para que sea elegido el nuevo alcalde de Terrassa tras el vacío dejado por el alcalde socialista Jordi Ballart por su dimisión.

El portavoz de este partido, Miquel Sàmper, ha explicado que, tras un profundo debate, se ha estimado oportuno no precipitarse y tener más tiempo para tomar una opción en firme. "Hemos explicado el tema a los asistentes y hemos apostado por seguir negociando hasta el final por lo que nos hemos emplazado a una nueva asamblea el próximo miércoles, a las diez de la noche, una vez se hayan confeccionado las listas para las elecciones del 21D".

De cumplirse, el PDeCat agotará hasta el final todo el plazo que queda para la investidura del nuevo alcalde que está prevista para el próximo jueves, a las cinco de la tarde. Para Sàmper, esta prórroga debe servir para "intensificar las negociaciones entre todas las formaciones y hallar un punto de encuentro para lograr este cambio de gobierno en la ciudad". Al respecto defendió una reunión de las cuatro fuerzas (ERC, CUP, PDeCat y TeC), un hecho este que no se ha producido. "Es una iniciativa que no han tenido los comunes, que son los que se ofrecen a liderar esta renovación, pero creo que sería lo más conveniente sentarnos y conocer cuál es nuestra posición. Y, desde luego, no hay mucho margen de maniobra. La TeC debería convocar esta reunión el lunes".

Sàmper reiteró que el PDeCat quiere un cambio de gobierno en la ciudad, tal como propone TeC, y que "el mismo debe pasar por una lista unitaria y un gobierno unitario formado por ERC, CUP, PDeCat y TeC, que son todos los partidos que condenan la aplicación del 155 y la privación de libertad de los10 presos políticos, los ocho consellers y los dos Jordis".

El portavoz del PDeCat sigue sin desvelar si su voto favorable a Matilla pasa por entrar en el nuevo gobierno con responsabilidades o quedarse fuera. Sí que se reafirmó en que de producirse esta alianza a cuatro (ERC, CUP, PDeCat y TeC), "todos debemos hacer concesiones porque el momento que vivimos es excepcional".Y, en este sentido, quiso referirse a que Matilla no puede "imponer" el apoyo del PDeCat con la condición de que se quede en la oposición. "A lo mejor nos vamos a la oposición pero porque queremos no porque lo exige la TeC".Sàmper recordó una vez más que Matilla debería tener "respeto por una formación como el PDeCat por el trabajo que ha hecho en el Ayuntamiento en la oposición durante más de una década, donde el conseller Josep Rull trabajó intensamente, y en el gobierno en los dos últimos dos años y medio con la participación de tres concejales".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook