Josep Rull y Jordi Turull cambian de letrado y les defenderá Jordi Pina

10.11.2017 | 04:20

El exportavoz del Govern y exconseller de Presidència, Jordi Turull; y el exconseller de Territori i Sostenibilitat, Jordi Turull; ambos del PDeCAT, serán defendidos desde ahora en la causa por rebelión, sedición y malversación de caudales públicos que instruye la Audiencia Nacional por el abogado Jordi Pina, del despacho Molins & Silva, en sustitución del letrado Jaume Alonso-Cuevillas.

Según han informado fuentes jurídicas, los dos exconsellers, que comparten celda en la cárcel madrileña de Estremera por orden de la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, han decidido relevar de su defensa a Alonso-Cuevillas, que es catedrático de derecho procesal y fue decano del Colegio de Abogados de Barcelona.

El nuevo abogado de Turull y Rull, perteneciente a uno de los despachos que históricamente ha representado en los tribunales a políticos de CiU, compaginará su defensa con la de los líderes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, quienes también se encuentran en prisión preventiva por orden de la juez Lamela.

En todo caso, Alonso-Cuevillas sigue siendo el abogado del president de la Generalitat depuesto Carles Puigdemont y colaborará con Paul Bekaert, el letrado que lo asesora en Bélgica, en las acciones legales contra la euroorden que emitió la Audiencia Nacional para que sea detenido y puesto a disposición de la juez.

Jaume Alonso-Cuevillas defendió a los exconsellers de PDeCAT -Rull y Turull, Meritxell Borràs (Governació) y Joaquim Forn (Interior) con motivo de su declaración del pasado 2 de noviembre ante la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, una comparecencia en la que los investigados se acogieron a su derecho a contestar sólo las preguntas de su defensa.

Tras la comparecencia, en la que los investigados aseguraron que nunca habían instigado actos violentos para lograr la independencia, la juez envió a prisión a ocho de los exconsellers que comparecieron y acordó dejar en libertad bajo fianza al de Empresa, Santi Vila, que dimitió la víspera de que el Parlament aprobara la declaración de independencia. Precisamente la defensa de vila la está llevando Pau Molins, del mismo bufete de abogados que Jordi Pina.

En su declaración de este jueves como investigada ante el Tribunal Supremo, la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ya se ha desmarcado de los exconsellers y ha aceptado contestar las preguntas de todas las partes, incluidas la Fiscalía, en una comparecencia en la que ha mantenido que la declaración de independencia del 27-O tuvo "carácter simbólico".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook