Sucesos

Una joven terrassense fallece en el accidente de un todoterreno

18.10.2017 | 04:21
Estado en que quedó el automóvil en el que viajaban las víctimas.

Cuatro jóvenes fallecieron el sábado en un accidente de tráfico en una pista forestal de Molló, en el Ripollès. Su coche, un todoterreno, volcó en una pista forestal. Una de las víctimas era de Terrassa: Anna S. V., de 29 años. Ayer se ofició el funeral en el tanatorio egarense.

Los Mossos d'Esquadra recibieron el aviso a las 7.22 de la mañana. Unas personas habían visto el coche destrozado. Al parecer, el accidente ocurrió en la GIV-5225, en el punto kilométrico 0,5. El todoterreno se salió de la vía y volcó, según las primeras informaciones del Servei Català de Trànsit. Los Mossos d'Esquadra investigan las causas de la salida de vía.

Los cuatro ocupantes del automóvil fallecieron. Eran D. L. U. un varón de 34 años vecino de Esplugues de Llobregat; J. V. E., un joven de 35 de la misma localidad; N. C. V., una mujer de 33 años de Barcelona, y la chica de Terrassa, Anna. A la zona donde se hallaba el coche, cercana a la frontera con Francia, acudieron nueve dotaciones de los Mossos d'Esquadra y cinco de Bombers. También tres ambulancias del SEM. El personal sanitario no pudo hacer nada para salvar la vida de las cuatro personas.

De madrugada
Según la agencia EFE, las víctimas viajaban de Setcases a Espinavell y tenían previsto pasar la noche en este segundo pueblo, donde la familia de un fallecido tiene una casa. Los indicios apuntan a que el accidente acaeció de madrugada, a tenor de una información de ACN; sin embargo, como tuvo lugar lejos de un núcleo urbano, no se supo de él hasta las 7.20 de la mañana. El alcalde de Molló, Josep Coma, declaró a TV3 que el accidente ocurrió en una pista forestal de unos veinte kilómetros de longitud. Es muy probable que el todoterreno cayese por un desnivel de unos cien metros y se detuviese, tras varias vueltas de campana, en la pista donde lo hallaron unos vecinos que salieron a caminar.

Los cuerpos fueron trasladados al instituto anatómico forense de Girona y desde allí, a las ciudades de origen de los fallecidos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook