Actuar ante un paro cardíaco

18.10.2017 | 04:21
Profesionales sanitarios enseñando técnicas de reanimación en el Mercat.

El Hospital Universitari MútuaTerrassa (HUMT) se sumó ayer al Día Europeo de Concienciación del Paro Cardíaco, con el lema "Tus manos pueden salvar vidas", con sesiones informativas y prácticas en varios puntos de la ciudad; en el Mercat de la Independència, en la plaza de La Farinera y en la estación de Vallparadís de Ferrocarrils de la Generalitat.

La campaña del centro sanitario comprendió también un acción "sorpresa" que consistió en el hecho simulado protagonizado por una persona, un hombre de mediana edad, quien de repente caía al suelo víctima de un infarto. Y cabe decir que la acción causó el impacto esperado. Al menos en el Mercat de la Independència, donde estuvo este diario. Allí, el suceso que era ficticio tuvo lugar frente a la parada de Ricard y Montse, y en pocos segundos se manifestó la angustia de clientes y comerciantes.

"¡Vaya susto que nos hemos llevado!", exclamaron, especialmente Maria Carme. La comerciante de la citada parada confesó después que había sufrido porque el hecho vivido le era próximo. "Me he asustado mucho porque en seguida he rememorado los dos infartos que afectaron a mi esposo y de los que fui testimonio", contó. "¡Menos mal que no ha pasado nada!", añadieron con alivio cuando conocieron que la acción formaba parte de un equipo de medicina intensiva del HUMTpara sensibilizar a la población de cómo actuar en estos casos. Tras superar el momento de tensión y restablecida la calma, los miembros del equipo sanitario prosiguieron su campaña con sesiones prácticas de técnicas de reanimación con maniquíes. El médico Baltasar Sánchez, al frente de la actividad, explicó que "cada día se producen diez paros cardíacos en Catalunya" y subrayó que "la tasa de mortalidad se podría reducir hasta un cuarenta por ciento con la aplicación de medidas correctas". Indicó que "la mayoría de casos ocurren en la calle o en casa. De ahí la importancia que los ciudadanos aprendan estas técnicas". El doctor habló de acciones encadenadas, que pueden ser realizadas por la mayoría de personas. En este sentido destacó que lo esencial es llamar de inmediato al servicio de emergencias 112, desarrollar las técnicas de reanimación cardiopulmonar y utilizar el desfibrilador en el caso de que este recurso esté a mano.

La campaña del equipo de MútuaTerrassa fue bien recibida en el Mercat de la Independència. Maria Carme y Elena, que participaron en la sesión de reanimación con maniquíes, valoraron la iniciativa de "muy positiva". Para Maria Carme, "es importante conocer estas técnicas porque cualquier día nos puede pasar algo así y si sabemos reaccionar, seremos capaces de echar una mano". Elena, quien calificó la práctica de "muy interesante", compartió sus palabras. "Nunca se sabe que puede pasar. Hay que estar preparado y sobre todo afrontar la situación con mucha serenidad".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook