Sucesos

Detenido por maltratar a un perro con un cinturón y agredir a un policía local

12.10.2017 | 04:21

Lo encontraron unos policías con sangre en las manos y con sangre también en la camiseta. Presuntamente había vapuleado a un perro con un cinturón. Y acabó detenido: por el maltrato animal y porque agredió a un policía municipal que trataba de identificarlo. Una persona que estaba con el presunto agresor también fue apresada, en su caso porque tenía pendiente una orden judicial de busca y captura. Los hechos ocurrieron el lunes por la noche en el el sector del Torrent d'en Pere Parres.

Fue una alerta vecinal la que desencadenó la intervención de la Policía Municipal. Vecinos de la calle Transversal llamaron al cuerpo local a las 10.15 de la noche: pedían la presencia de agentes porque dos personas estaban maltratando a un perro con un cinturón. Una dotación policial se presentó en la zona, cerca de la calle de Albéniz.

Los guardias comprobaron que uno de los dos sujetos que allí se encontraban tenía las manos y la camiseta salpicadas de sangre. El suelo estaba lleno de sangre. Había dos perros allí, uno de ellos con heridas en la boca y muy asustado.

El individuo con restos de sangre facilitó una identidad falsa cuando los policías le pidieron la documentación. Le advirtieron de que podía cometer un delito de desobediencia si no se identificaba correctamente con documentación y si no hacía caso a las indicaciones policiales.

La hostilidad del individuo no menguó. Al revés, continuó, hasta el punto de agredir a uno de los agentes, según indicó la policía. Fue reducido y detenido: por maltrato a un animal, por desobediencia y por resistencia.

Busca y captura
El tipo que acompañaba al arrestado también acabó en la Jefatura en calidad de detenido. No por lo hechos que habían motivado la actuación policial, sino porque tenía pendiente una orden de busca y captura dictada por un juzgado de Manresa.

Había que procurar refugio para los animales. La Policía Municipal dio aviso al CAAD (Centre d'Atenció d'Animals Domèstics) de Terrassa para que unos operarios de ese servicio se hiciesen cargo de los dos canes. El agente municipal agredido recibió asistencia médica en el hospital universitario MútuaTerrassa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook