Detenido un supuesto vidente de Terrassa por estafar más de 80 mil euros en rituales

17.08.2017 | 12:29

Se anunciaba como vidente capaz de curar el mal de ojo, la impotencia sexual y afecciones de tipo emocional para purificar el alma. Pero lo que realmente limpió fueron las cuentas bancarias de dos barceloneses. Por el momento, ya que la policía no descarta que haya más víctimas.
El supuesto hechicero fue detenido por los Mossos d'Esquadra el pasado 4 de agosto en Hospitalet de Llobregat, donde, al parecer, tenía instalada su "oficina de trabajo". Se trata de un hombre guineano de 32 años, con domicilio en Terrassa, al que se le acusa de dos delitos de estafa a dos vecinos de Barcelona.
La investigación se inició a principios de 2016, cuando los investigadores tuvieron conocimiento de una primera denuncia en la que un residente en la capital catalana habría sido estafado por un supuesto vidente por valor de 80 mil euros. El hombre, que se encontraba pasando una mala racha personal, contactó con el supuesto adivinador, que se anunciaba mediante papeles publicitarios en la calle y en los buzones de las casas. El denunciante concertó diversas sesiones, cada semana o cada quince días durante un año, en un piso de Hospitalet de Llobregat, por las que pagaba entre 500 y 900 euros por cada sesión. Pasado un tiempo y una vez que se ganó su confianza, el falso vidente le convenció para que retirase del banco todos sus ahorros, unos 52 mil euros, los metiese en bolsas y le permitiese hacer un ritual para purificarlos. Una semana después, la víctima comprobó que el ritual había consistido en cambiar los billetes por simples papeles.
Los agentes iniciaron las gestiones de investigación para conocer la identidad del falso hechicero. La tarea resultó compleja puesto que el supuesto estafador ocultó su rostro en todas las sesiones que concertó con la víctima. Los investigadores se centraron en el estudio de otras informaciones y material aportado por el denunciante en relación a los rituales practicados.
Durante el masado mes de abril, y mientras los agentes seguían con las gestiones para aclarar los hechos, tuvieron conocimiento de una nueva estafa a una vecina de Barcelona, también por parte de un supuesto vidente, que presentaba muchas similitudes con el sospechoso del primer caso.
En esta segunda denuncia, la víctima informó de que el falso mago le estafó 6.500 euros y que consiguió retenerlo momentáneamente tras concertar una visita en Hospitalet de Llobregat, pero que este consiguió finalmente huir. Las investigaciones llevadas a cabo a raíz de este segundo caso permitieron a la policía determinar que, a pesar de que se anunciaba en los folletos de publicidad con nombres y datos diferentes, se trataba del mismo estafador.
Los agentes, después de examinar todos los indicios e informaciones recogidas, consiguieron obtener la verdadera identidad del sospechosos, un ciudadano guineano con antecedentes policiales. El sospechoso, que utilizaba diversas identidades para dificultar su identificación y localización, tenía en vigor una orden de búsqueda y detención de un juzgado de Barcelona por otros delitos.
A principios de agosto, los Mossos localizaron al estafador en Hospitalet de Llobregat y, a pesar de que intentó despistar a los agentes facilitando una identidad falsa, estos pudieron determinar que efectivamente se trataba de la persona investigada y le detuvieron. Una vez puesto a disposición judicial, el juez deccretó su ingreso en prisión provisional. En este momento, los agentes continúan analizando nuevas informaciones que hacen prever que el número de víctimas estafadas será superior. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook