Un conductor ebrio se estampa contra un guardarraíl

16.08.2017 | 13:54

Un conductor ebrio causó ayer un accidente de circulación al chocar contra un guardarraíl situado en la confluencia de la calle de Roma con la avenida del Vallès. Aunque trató de engañar a la polícia diciendo que le habían robado el vehículo, finalmente confesó que era él quien lo conducía.
Sobre las cuatro de la tarde de ayer, el 112 informó a la Policía Municipal de que un vehículo con cuatro ocupantes había impactado con el guardarraíl en la calle de Roma. Al lugar acudieron dos dotaciones de la policía local y dos efectivos de los Mossos d'Esquadra. Mientras varios agentes municipales dirigían el tráfico de la zona, otra unidad se entrevistó con dos personas que había junto al vehículo siniestrado, que presentaban evidentes signos de estar bajo los efectos del acohol. Una de ellas explicó que le habían robado el coche con las llaves puestas y que se lo había encontrado allí, empotrado contra la valla de protección de la vía. Después de ofrecer diferenets versiones, acabó reconociendo que había sido él el responsable del accidente y que había impactado contra el guardarraíl después de perder el control del turismo al incorporarse a la avenida del Vallès. 
Un testigo informó de que otras dos personas que viajaban en el inetrior del coche se habían marchado después del accidente. Estos dos individuos fueron localizados en los alrededores del lugar de los hechos. Una de ellas, informa la Policía Municipal, intentó obstruir el trabajo policial, por lo que, atendiendo a su conducta, fue denunciada por la vía administrativa por una falta de respeto a la autoridad.
El conductos fue trasladado a dependencias policiales, donde se le practicaron las pruebas de alcoholemía, que dieron como resultado una tasa de 0,82 y 0,77 miligramos por litro de aire espirado. La policía instruyó diligencias penales contra él por estar implicado en un delito grave contra la seguridad del tráfico. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook