Otoño caliente para el futuro del complejo

05.08.2017 | 04:20

Sobre la mesa del Mercat de la independència figuran dos temas claves para el futuro de uno de los equipamientos más emblemáticos de la ciudad: la apertura del mercado a la Rambla d'Egara y la climatización. La Associació de Concessionaris tiene la vista puesta en el proyecto municipal de abrir la fachada del mercado a pie de Rambla y convertir ese tramo en un polo caliente de actividad. La apertura del sótano como espacio de degustación ya ha permitido rodarlo. Los comerciantes quieren que el objetivo municipal de reactivar ese tramo de la Rambla permita también dinamizar el mercado. En septiembre los vendedores se reunirán con la concejalía de Comercio para abordar el proyecto de apertura del mercado a la Rambla y analizar cómo afecta al global del equipamiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook