Más sanciones municipales por vertidos ilegales de residuos

01.08.2017 | 04:20
Residuos en un vertedero incontrolado en una zona de Les Arenes-La Grípia-Can Montllor.

Durante el primer semestre de este año, el Ayuntamiento ha iniciado 82 expedientes sancionadores por diferentes temas relacionados con las infracciones en el vertido de residuos. Durante todo 2016 se abrieron un total de 88 expedientes por la misma causa. El aumento se debe, según el Ayuntamiento, al incremento de las inspecciones y a la actividad penalizadora que se enmarca en el Pacto por la Limpieza y la Recogida Selectiva de Residuos; y a la campaña de información y sensibilización "Terrasa más limpia", impulsada con el objetivo de mejorar la cantidad y la calidad de la recogida selectiva en la ciudad.

De entre las infracciones más reiteradas, destaca la utilización de contenedores municipales para abandonar residuos objeto de servicio específico (18 expedientes) y la falta de documentación obligatoria (14). También se hallan otras "malas prácticas" como depositar residuos voluminosos en la vía pública sin concretar previa cita de recogida (11) y dejar residuos municipales fuera del recipiente (diez).

Explica el Ayuntamiento que el objetivo que se persigue intensificando las inspecciones es minimizar este tipo de infracciones, como el vertido incontrolado de muebles, objetos diversos y residuos voluminosos en la vía pública. Una acción que se puede hacer de manera controlada y programada utilizando el teléfono gratuito de la limpieza de Eco-Equip (900 720 135).

En el primer semestre de 2017, este servicio ha recibido 3.911 llamadas para gestionar o comunicar incidencias con muebles y residuos voluminosos (cerca de 900 llamadas más que en el mismo periodo de 2016). La empresa municipal ha registrado también un incremento de casi 770 toneladas en la recogida de este tipo de residuo en los últimos años: ha pasado de las 2.763 toneladas en el año 2014 a las 3.532 toneladas en 2016.

El Ayuntamiento quiere seguir con las acciones de seguimiento y control del vertido de residuos voluminosos y prevé poner en marcha de modo progresivo un sistema de identificación. Todo ello dentro del Pacto por la Limpieza y la Recogida Selectiva de Residuos; un pacto que plantea compromisos a adoptar por parte de los diferentes actores: Ayuntamiento, Eco-Equip, organizaciones de actividad económica y entidades del ámbito educativo y ciudadano.

La cifra 

3.532

Son las toneladas de residuos voluminosos que se recogieron en 2016. La cifra supone un aumento en casi 770 toneladas más con respecto a 2014

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook