Los casales municipales de verano empiezan con 250 niños

01.08.2017 | 04:20
Este verano se han inscrito 30 niños más en los casales de agosto en la ciudad, que arrancan hoy con 250 participantes.

El Ayuntamiento de Terrassa llevará a cabo este mes de agosto dos programas sociales que, más allá de cubrir las necesidades de 750 niños de la ciudad, pondrán el acento en la acción socioeducativa sobre estos niños y sus familias. Las dos iniciativas que arrancan hoy, 1 de agosto, son los casales de agosto y las tarjetas monedero para la compra de productos alimentarios.

Los casales empiezan este martes con 250 niños inscritos, treinta más que el año pasado. De este modo, el Consistorio reafirma su apuesta por este proyecto que puso en marcha de forma pionera hace cinco años. En esta edición, la principal novedad es la incorporación de una nueva entidad, el esplai de Can Parellada.

Este centro se suma a los esplais La Fàbrica e INSOC Guadalhorce y al Grup de Colònies de Ca N'Anglada, que ya venían participando. El Ayuntamiento subraya que la implicación de las entidades socieducativas y lúdicas representan un valor añadido al programa, gracias a su conocimiento del entorno y del territorio, así como de su experiencia en el trabajo con la infancia desde la educación en valores.

En estas edición los casales abarcarán el periodo que va del 1 de agosto hasta el 8 de septiembre. El horario será de 9 a 15.30 o 16 horas en función de cada esplai. El programa garantizará la comida del mediodía y potenciará el ocio educativo con talleres, juegos, salidas, piscina y otras actividades de refuerzo.

El Ayuntamiento quiere que la oferta sea integradora y normalizadora por lo que las plazas son abiertas a toda la ciudadanía. Es decir que no sólo asisten niños derivados de Servicios Sociales sino que también pueden hacerlo otros niños que lo pidan o estén vinculados a un centro de esplai. El Ayuntamiento financiará una parte del coste de estas plazas. En paralelo a los casales, la concejalía de Servicios Sociales en colaboración con Creu Roja pone en funcionamiento este mes de agosto el programa de tarjetas monedero para familias con niños en riesgo de vulnerabilidad. Las personas adjudicatarias podrán hacer la compra (productos frescos) en establecimientos concertados mientras duran los casales de verano. Este programa beneficiará este año a 500 niños y a sus familias. Este sistema para dar cobertura a una correcta alimentación a los más necesitados es el que el Ayuntamiento acaba de reforzar en su convenio anual con Creu Roja. La administración municipal aportará este 2017 un total de 49.591 euros, que son 23.117 más que el año anterior (ver edición del pasado viernes 28 de julio).

Tarjetas monedero
El programa de tarjetas monedero está bien valorado por el Ayuntamiento y Creu Roja ya que es menos intervencionista y genera más autonomía. También se ha subrayado el hecho de que las familias adjudicatarias deban asistir a talleres y charlas sobre consumo responsable, por lo que toman conciencia de la importancia del aprovechamiento de la comida, de la economía doméstica y de los hábitos alimentarios.

El Ayuntamiento reitera su compromiso con atender a los colectivos más vulnerables castigados por la crisis y la falta de empleo. En los programas de este verano ha destinado 343. 145 euros a niños de familias en situación de precariedad. Esta cantidad reúne las partidas por los casales de agosto, las becas de los casales de julio y las tarjetas monedero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook