Reformas en el Parc de Sant Jordi

25.07.2017 | 04:20
La zona cuenta con un nuevo sistema de circuito cerrado para depurar el agua.

El Ayuntamiento ha llevado a cabo obras en el estanque del Parc de Sant Jordi. El proyecto ha comprendido la instalación de un nuevo sistema de cloración y filtraje del agua con el objetivo de minimizar las pérdidas de agua y también la suciedad. Los trabajos se iniciaron a mediados de mayo con el vaciado de la balsa y la reducción de 1,70 metros su altura. El estanque había sido en sus orígenes una fuente de suministro para el riego de los huertos de la finca y hasta su remodelación tenía una capacidad de casi 500.000 litros. El Ayuntamiento explica que cuando se limpiaba de forma integral -una vez cada dos años- se vaciaba y se llenaba de nuevo. Además, como era un sistema no cerrado, para limpiar la hojas superficiales se incorporaban unos 45.000 litros de agua al día para provocar un vertido al límite y arrastrar la suciedad, lo que suponía un consumo anual de unos 9.000.000 de litros. Con las obras, el nuevo estanque tiene una capacidad para 70.000 litros de agua que, al ser un circuito cerrado, se filtra y clora automáticamente con muy pocas pérdidas y máximo aprovechamiento. Añadir que el agua que se utilizaba era del pozo del parque y, por tanto, este ahorro lo será del agua freática. Además del importante ahorro de agua, los trabajos han servido para minimizar algunos de los problemas más habituales en este tipo de estanques como la acumulación de suciedad en el fondo y en suspensión o la reducción de presencia de animales no deseados como mosquitos, lo que permitirá un control más exhaustivo de la legionelosis. Con estas obras también se han mejorado accesos en la zona sur.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook