Territori mejorará el firme de la carretera C-58 y de la N-150

07.07.2017 | 04:21
Vista de la N-150, en el tramo de acceso a la ciudad de Terrassa.

El Departament de Territori i Sostenibilitat mejorará el pavimento de 300 kilómetros de carreteras de su titularidad en los próximos meses. En el listado de vías incluidas en el programa de adecuación del firme figuran las carreteras C-58, entre Terrassa y Manresa, y la N-150, entre Ripollet y Terrassa.

La intervención en la C-58 forma parte de un paquete de actuaciones en la re de alta capacidad del área de Barcelona, donde se invertirán 2,8 millones de euros. Junto a la C-58, se mejorará el pavimento de la C-17 y la C-32.

Las obras consistirán en la mejora de las características de adherencia y la regularidad del pavimento con el objetivo de mejorar la comodidad en la conducción y aumentar los estándares de seguridad. A la intervención se suman los trabajos de mantenimiento que de manera ordinario lleva a cabo el Departament en las carreteras de su competencia.

En total, Territori invertirá los próximos meses 16 millones de euros en la mejora del pavimento de las carreteras catalanas. Está previsto que las obras empiecen las próximas semanas y se desarrollen en verano y parte del otoño.

En el Vallès, junto a la N-150 la conselleria intervendrá en la carretera BP-1417 en Sant Cugat. Este paquete doble de actuaciones supone una inversión de 1'1 millones.

Junto a las dos ya mencionadas, las partidas más elevadas se invertirán en Girona (1'8 millones) para adecuar la C-66 a La Bisbal de l'Empordà y Bordins y la C-260 de Vilatenim a Empuriabrava. También en la C-15 y la C-31, en Viladecans, y en la C-63, entre Vidreres y Santa Coloma de Farners, y en la GI-533, en Vilabarreig, a la C-25.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook